No veremos nuevos smartphones con el SoC Snapdragon 820 hasta los primeros meses del próximo año, pero la empresa sigue dando información con cuenta gotas.

La nueva CPU que incorpora el nuevo SoC de gama alta tendrá una arquitectura propia de 64 bits denominada "Kryo". Kryo es el verdadero sucesor de Krait, la arquitectura que Qualcomm usó desde los primeros S4 hasta el Snapdragon 805. Recordemos que, con el 810 Qualcomm decidió usar ARM Cortex A57 y ARM Cortex A53 para dar al mercado soluciones 64bit ARMv8 mientras finalizaban su arquitectura.

El resultado no fue nada bueno, y el Snapdragon 810 fue una autentica losa para todos los fabricantes Android salvo Samsung que optó por su propio Exynos.

La arquitectura Kryo, con una velocidad de reloj de 2.2Ghz, promete ser el doble de rápido que el 810 y el doble de eficiente. Además de los cambios en arquitectura, hay que destacar que serán implementados bajo proceso FinFET de 14nm. Samsung es el principal candidato de momento para fabricarlos.

Para la GPU se usará la nueva Adreno 530, la primera en la serie 500. Soportará las últimas API de OpenGL ES, OpenCL, y Vulkan. Qualcomm asegura que el chip será 40% más rápido y eficiente. Qualcomm pinta un bonito arcoíris tras la oscuridad de 2015, veremos a ver si cumplen y los gama alta de 2016 podrán incluir un SoC de gama alta sin problemas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.