Runtastic equivale a deporte. Sus aplicaciones, su plataforma, su comunidad, su wearable, su reciente compra por parte de Adidas... El problema es que en el mundo de los accesorios, los que están limitados al deporte pierden el atractivo durante gran parte del día. Una pulsera de silicona con un diseño cualquiera está condenada a usarse en momentos concretos con suerte, o directamente a usarse durante un tiempo y acabar en un cajón. Runtastic se dio cuenta de ella y en esa línea ha sacado su nuevo wearable, el reloj Runtastic Moment. O mejor dicho, los relojes.

Está disponible en cuatro colecciones: Fun, Basic, Elite y Classic. Los dos primeros, por 129.99 euros. Los dos últimos, por 179.99 euros. Hacen exactamente lo mismo, sólo cambia su aspecto y materiales. Los cuatro tienen cristal resistente a arañazos.

  • Fun: de aluminio y silicona. Está en cuatro colores: frambuesa, ciruela, arena y añil.

  • Basic: algo más grande que el fun, disponible en beige y negro.

  • Elite: caja de acero inoxidable y correa textil y piel negra.

  • Classic: algo más simplista, caja de acero inoxidable y correa de piel. En dorado, plateado y rose gold.

Y aquí está el vídeo oficial de su presentación.

La pregunta: y sin pantalla, ¿qué hace?

La fórmula que ha usado esta vez Runtastic ya la habíamos visto con los relojes de Withings: parece un reloj normal por fuera, pero tiene sensores y conectividad por dentro. Puede registrar el sueño y el nivel de actividad diaria. Y esto último es lo que muestra en la pequeña esfera dentro de su caja, un indicador porcentual que nos deja ver lo cerca o lejos que estamos de nuestro objetivo.

Para todo lo demás, la app. Es Runtastic Me, ya vista hace ahora un año cuando Runtastic sacó al mercado su anterior wearable, Orbit. En ella sí podemos ver toda la información, gráficas, evolución, etc.

La batería es una pila que dura hasta seis meses, pasados los cuales podemos elegir entre ir a una relojería o cambiarla nosotros mismos (cuidado, manazas). Es sumergible hasta a 100 metros de agua y por lo tanto también resiste el sudor. Aquí entra otra cuestión: ¿merece la pena un reloj así para salir a hacer deporte con él? Depende, ya que cada modelo va a un perfil de usuario. Los deportistas activos ni se plantearán comprarse un Classic, sino que apuntarán al Basic o como mucho al Elite. El Fun queda para quien quiere algo básico. El Classic, para quien le preocupa cómo se ve un accesorio y lo que conjunta con su estilo y no pretende ir al gimnasio o a correr con él puesto, sino que simplemente quiere medir su nivel de actividad diario.

Estará disponible a partir de septiembre (sin especificar fecha todavía) en la web de Runtastic. En España, el distribuidor oficial es El Corte Inglés.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.