La Nueva Guardia es una serie de columnas donde observamos la nueva hornada de nuevos líderes y ejecutivos que han llegado a las empresas de tecnología más importantes. ¿Quiénes son? ¿Por qué están ahí? ¿Qué están haciendo de forma distinta? Sus motivaciones, historia y cómo sus nuevas ideas y métodos cambiarán la próxima década. — Hoy: La Apple de Tim Cook.

Apple ya no necesita a Steve

Tras años con problemas de salud, Steve Jobs muere a las 3 de la tarde del 5 de octubre de 2011, un día después de que su butaca vacía en la presentación del iPhone 4s hiciera saltar todas las alarmas.

Tim Cook es casi automáticamente confirmado como director ejecutivo de Apple. Devoto cristiano y de buenos modales, Tim Cook no tarda en dibujar Apple a su estilo. Mayor colaboración y relaciones interdepartamentales, y un punto extra en las labores sociales y medioambientales de la compañía son sus principales señas.

Tim Cook, con constantes visitas a China tanto con el ejecutivo de Beijing como con sus socios locales, hace que Apple dé el salto definitivo en el primer mercado mundial de tecnología de consumo. Planes agresivos de expansión y marketing, y un iPhone de mayor tamaño, hacen que Apple toque el cielo convirtiéndose durante un trimestre en líder de ventas donde durante años todo el mundo garantizó su fracaso. Apple permanece, a día de hoy, como una de las pocas grandes empresas occidentales con presencia en China. Microsoft, Amazon, Facebook o Google no pudieron hacer lo que la mano izquierda de Tim Cook pudo.

Este gran contraste lo podemos ver en las presentaciones de productos. Cuando los focos se encendían Steve era Apple, y Apple era Steve. Mientras que Cook sube al escenario brevemente mientras desfilan por él no solo vicepresidentes senior y CEOs de compañías socias, también líderes de proyectos cuyo trabajo Apple quiere resaltar en la presentación.

Forstall como personalización de los ideales de Steve Jobs

Dan Riccio y Craig Federighi
Dan Riccio y Craig Federighi

Entre mantener el espíritu de Apple o el espíritu de Steve Jobs, Tim Cook eligió Apple.El periodo de adaptación de Cook duraría poco, y un año después, tras la introducción y gafe de Apple Maps, Scott Forstall es apartado de su puesto. Forstall, mano derecha de Steve Jobs desde el destierro en NeXT, era el directivo con un carácter más similar a Steve Jobs dentro de Apple, pero no era Steve Jobs. Las cabezas de otros departamentos —entre los que destacaba Jony Ive— chocaban, directamente y a menudo, con él.

No solo Jony, Tim Cook tuvo que convencer a Bob Mansfield para que retrasara su jubilación y siguiera al cargo del hardware y tecnologías futuras de Apple durante unos breves meses. Apenas un año después de su "des-jubilación", en verano de 2013, Apple confirma la jubilación definitiva de Mansfield. — Entre mantener a la persona que representaba el espíritu de Steve Jobs en Apple, y el equipo, Tim Cook se quedó con el equipo.

Tras la presentación de iOS 7, donde Jony Ive pasó a ser el jefe de diseño global en Apple, desde el hardware hasta la interfaz del software, se pudo comprobar como Craig Federighi tomaba más relevancia en la compañía de Cupertino. A su cargo: iOS y OSX, a pesar de ser un Vicepresidente Senior en Apple, sus responsabilidades son mayores que las de muchos directores ejecutivos plenipotenciarios en empresas tecnológicas punteras. Bajo su mano están los dos mercados con más beneficios de la electrónica de consumo mundial.

Craig Federighi es suelto, amigable y goza de buena reputación entre los empleados a su cargo, que son la mayoría de los que acuden a las oficinas centrales en Cupertino. Miembro de NeXT, entró en Apple con Steve Jobs en 1996, pero Craig no tardó en abandonar Apple por una aburrida y corporativa Ariba donde permaneció una década para volver a Cupertino y liderar OSX en Apple. — En verano de 2012 era VP Senior a cargo de OSX, para otoño, recibió la responsabilidad de dirigir iOS.

Es con Federighi con quien, en dos años, iOS traza una espiral expansionista enterrando viejos tabús y cambiando de la noche a la mañana lo que muchos esperaban del sistema operativo móvil.

Riccio y Federighi hacen realidad la visión de IveTras el terremoto que supuso la muerte de Jobs, y la réplica que fue la salida de Forstall, otra de las grandes gemas que quedaron al descubierto fue Dan Riccio, posiblemente la persona más importante en Apple menos conocida por el público general. Clave principal en el desarrollo del iPad, se unió a Apple en 1998 y hoy lidera el hardware de Mac, iPhone, iPad y iPod. Federighi pinta en los lienzos que prepara Riccio.

¿Encajar 3 millones de píxeles en la pantalla de un iPad? Riccio. ¿Un Macbook con baterías escalonadas? Riccio. ¿Haptic feedback? Riccio. ¿Touch ID, iPad Pro, iMac 5K? Riccio. — Abanderado del más fino, más ligero y más rápido, Dan Riccio es un trabajador de fondo que en casi dos décadas años nunca ha subido al escenario en una keynote, y seguramente nunca lo haga.

Jony Ive como la personificación de los ideales de Apple

Marc Newson y Jony Ive
Marc Newson y Jony Ive

Con 21 años, Jony Ive se sube a su primer avión. Destino California. Quería conocer a los miembros de la compañía que crearon los Macintosh, que le hicieron dejar de odiar los ordenadores personales. Eran finales de los ochenta y aquello era lo que era. — Tras volver a Londres empezó a trabajar para Apple como consultor externo, y en 1992 se mudó a California.

Años después, al volver Steve Jobs pronto identificó el talento de Ive, y juntos crearon un proyecto exitoso tras otro. Ciegos a factores externos, fue realmente esta dupla la que llevó a Apple de estar a semanas de la bancarrota a la mayor compañía de la historia.

El coche sería la herramienta que Tim Cook use para atar a Jony Ive en AppleCon la muerte de Steve y tras liderar el diseño de Apple desde la época del iPod, Jony Ive pasa a tener un puesto más etéreo en Apple como Director Ejecutivo de Diseño, un puesto esotérico que le permitiría adquirir más perspectiva. El día a día de su trabajo se lo repartirían sus dos lugartenientes: Richard Howarth en diseño industrial, y Alan Dye en interfaz de usuario. A ellos se unirá Mark Newson, gran amigo personal de Ive y diseñador industrial reconocido mundialmente, que parece haber tenido bastante influencia en el diseño final del primer Apple Watch.

¿Y el coche? Ive es un gran apasionado por los automóviles, y re-pensar la industria automovilística necesita nuevos puntos de vista que sepan ver lo que un mercado con visión de túnel, valga la redundancia, quizá no sea capaz de ver. A nivel organizativo, este aspecto da a Ive, siempre buscando un nuevo reto, motivos para seguir en Apple tras haberlo logrado todo en la electrónica de consumo del hogar.

En el nuevo reino, Tim sustituye a Steve, Jony deja paso a Mark, Alan y Richard. Federighi reina en software sentado en el trono de Forstall, Riccio hereda los dominios de Mansfield y muchos más. A todos ellos se sumaría Angela Ahrendts, ex-CEO de la marca de moda Burberry, para hacer realidad los nuevos planes de Apple en sus tiendas físicas.

Pero la integración no estará completa hasta que no sea física, en 2017 Apple planea mudar a todos sus empleados hoy distribuidos en varios edificios a un nuevo edificio único que sea representativo del espíritu de Apple como empresa.