Pocas empresas llegan tan lejos en cinco años como la pekinesa Xiaomi. Para ponernos en situación basta con decir que Xiaomi se fundó en las épocas en las que Apple perseguía un iPhone 4 perdido en un bar de San Francisco. 5 años después Xiaomi se convierte es el tercer fabricante mundial por ventas.

Xiaomi arranca con una obsesión clara, compartida por sus vecinos cantoneses de Meizu, por Apple. La californiana es una referencia clave en diseño mundial, y no tarda en establecer las pautas a seguir en muchos y variados mercados, hecho que no se le escapa a Lei Jun, fundador de Xiaomi, con una profunda obsesión por el propio Steve Jobs.

"Como Apple, pero más barato"

Xiaomi nunca tuvo ningún pudor en ir un paso más allá en lo que en occidente podría considerarse "copia descarada" y lo ilegal. Quizá el más representativo de sus copias fuera el MiPad, un tablet donde todos sus elementos, desde diseño al marketing, fueron directamente tomados de elementos recientemente hechos por Apple.

Dispara primero, pregunta después. La estrategia inicial de Xiaomi.Destaca además, por innecesario e incomprensivo, el MiFi, el primer y hasta la fecha único router de Xiaomi, con un diseño idéntico a un trackpad de Apple. ¿Por qué elegir el diseño de un trackpad para un dispositivo de red local?

Pero no solo por fuera, diversos elementos internos han sido instalados en sus dispositivos sin llegar previamente a acuerdos con los creadores y poseedores de las licencias, tanto que Ericsson consiguió el parón temporal de ventas de Xiaomi en India. Solucionado el escollo, Xiaomi continuó con sus operaciones presentando el Xiaomi Mi4i en una presentación en India ante un público totalmente entregado. Y es que Xiaomi cuenta con una legión de fans a nivel mundial imparable, millones de usuarios en sus foros online, y millones de ventas al lanzamiento sus principales productos.

Punto de inflexión

ChinaReview.mobi

A finales de 2014, inicios de 2015 se empieza a vislumbrar un cambio de dirección en Xiaomi. Una valoración de $45.000 millones en su quinta serie de financiación privada, unos ingresos de $12.000 millones durante 2014, arrancando inicios de 2015 como tercer fabricante de smartphones a nivel mundial, y una expansión de catálogo imparable: cascos, altavoces, humidificadores, routers, purificadores de agua, pulseras inteligentes, etc. Xiaomi está en su apogeo, y sin síntomas de recesión pronto.

Cada día más y más rivales nuevos, y viejos, miran hacia Xiaomi como fuente de inspiración, no solo en producción y capacidad logística, también en diseño.

Xiaomi despierta envidias y muestra el camino a seguir a otros con su estrategia de ventas de múltiples niveles, un pie en las ventas online, con especial fuerza en marketing hacia ventas flash, pero sin descuidar una fuerte presencia en tiendas físicas. Además de nuevas formas, como la entrega de dispositivos a través de Uber.

 La nueva referencia

iMi en Tailandia, uno de los ejemplos más flagrantes de plagio a Xiaomi. SCMP Reuters

Sumado a sus innovaciones logísticas, y al contrario que muchos fabricantes de smartphones, Xiaomi ofrece una capa de software y servicios más que competente. Actualizaciones constantes, y aplicaciones propias bien pensadas para reemplazar el agujero que les hace no poder ofrecer los servicios de Google en China. — Con MiUI7, la próxima versión del "sistema operativo" para smartphones de Xiaomi a punto de ser lanzada al público, y las nuevas generaciones en sus dos principales máquinas de ventas, finales de año será una época intensa para Xiaomi.

Ahora todos intentan emular a Xiaomi, que ha demostrado que es posible competir de tú a tú con Samsung y AppleHaciendo que muchos de sus compradores tengan una preferencia al decidir por su próximo dispositivo, y un diferenciador básico. Un punto fuerte que no pasa desapercibido entre otros fabricantes que intentan emular el éxito de Xiaomi, al ver que incluso compradores de todo el mundo, incluso aquellos fuera de los diez países donde Xiaomi cuenta o contará con presencia oficial, buscan activamente adquirir lo último de Xiaomi sean smartphones, pulseras, cascos o altavoces.

Y es que Xiaomi es la nueva referencia para las nuevas marcas surgiendo en Shenzhen, Pekín, Bangalore, Austin, Delhi, Berlin o Shanghai. Pasados son los tiempos donde Apple y Samsung eran los modelos a seguir, los nuevos actores están más interesados en como superar la barrera de valoración de los cientos de millones y dar el salto por encima de los miles de millones de dólares.

No se puede pretender ganar una lucha directa con Apple en software y diseño, ni con Samsung en integración y distribución, así que directamente ni se intenta, los nuevos métodos liderados por Xiaomi muestran que sí se puede.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.