He visto a Samsung Pay en acción. Funciona de una forma bastante parecida a Apple Pay, con alguna particularidad. Por ejemplo, la selección de tarjeta se hace haciendo swipe desde el borde inferior hacia arriba, lo que en iOS sería el equivalente a desplegar Control Center. Tanto desde la pantalla de bloqueo como de la de inicio. En ese momento aparecen las tarjetas que hayamos añadido, al estilo cartas / multitarea, seleccionamos, y pagamos. Hasta aquí nada impresionante. Lo bueno viene ahora.

Magnetic Secure Transmission

La tecnología MST ya estaba anunciada por Samsung Pay, ya la conocíamos, pero simplemente era difícil esperar que funcionase tan bien, de una forma tan transparente, tan invisible y difícil de distinguir de la NFC.

MST hará posible usar Samsung Pay en prácticamente cualquier datáfono del mundo.Esta tecnología hace que podamos pagar con el móvil incluso con datáfonos que no tienen NFC, sino el receptor magnético habitual. Normalmente hace falta que haya fricción cuando usamos la tarjeta, es necesario que la tarjeta toque físicamente el lector. La tecnología MST funciona creando campos magnéticos variables cuando el usuario quiere iniciar un proceso de pago, y sólo en ese momento. Entonces el campo creado funciona con hasta 7 centímetros de alcance, con lo cual funciona en la práctica de forma muy similar al NFC.

Esto hace que Samsung Pay sea compatible desde el primer minuto con muchos, muchísimos datáfonos de todo el mundo. En compañías grandes esto puede ser una cuestión menor, pero en pequeñas cadenas de comercio donde las innovaciones tecnológicas llegan en cuentagotas, esto puede ser un factor diferencial: pagar desde el móvil o no poder hacerlo. Yo me quedo con lo primero, de hecho el día que pueda usar MST dejaré mi cartera en casa.

MST ha llegado a los nuevos Note 5 y S6 Edge+, pero ya estaba presente en S6 y S6 Edge, aunque sin poder usarse hasta la activación durante "el verano de 2015", con lo cual no debería tardar demasiado.