Windows 10 ya tiene una semana entre nosotros, y las nuevas políticas de privacidad y el contrato de servicios entraron en vigencia el primero de agosto del presente año. Mucho se ha hablado sobre las "libertades" que Microsoft se está tomando con la información de los usuarios de Windows 10. Una y otra vez he leído los alarmantes titulares sobre como "Windows te espía", el sistema es gratis porque el producto somos nosotros, Microsoft puede hacer lo que le de la gana con tus datos cuando le parezca, etc. Hay parte de cierto y hay parte de falso y alarmista en todas esas afirmaciones, si estás verdaderamente preocupado por tu privacidad y como te tratan las empresas cuyos productos usas, no estaría de más que empezaras a leer los acuerdos de usuario que aceptas tan alegremente todo el tiempo, y que dejáramos de una vez por todas de excusarnos en el "nadie lee eso, es muy largo" pero igual quejarnos. ¿Doble estándares eh?

Cortana

Es de locos o inocentes pensar que para que Cortana funcione de la forma en la que lo hace, aprenda sobre ti, sobre tus contactos, sobre lo qué haces, reconozca tu voz, y te cuente un chiste... la inteligencia artificial de Microsoft no va a rebuscar hasta en el último rincón del sistema, de tus cuentas, y de tus aplicaciones, por datos relevantes.

Para activar Cortana y que esta puede ofrecerte experiencias personalizadas y sugerencias relevantes, Microsoft recoge y utiliza varios tipos de datos, tales como la ubicación de tu dispositivo, información del calendario, las aplicaciones que usas, datos de tus emails y mensajes de texto, a quién llamas, tus contactos y que tan frecuentemente interactúas con ellos.
Cortana también puede aprender sobre ti recogiendo información sobre como utilizas tus dispositivos y otros servicios de Microsoft, música, ajustes de alarmas, si la pantalla está bloqueada o no, lo que miras en tiendas y lo que compras, tu historial de navegación, tu historial de búsqueda en Bing, y más."

Todo esto tiene sentido, son datos sin los que Cortana sería inservible. Son datos que otras asistentes, como Google Now o Siri también toman para funcionar de la forma en la que lo hacen. Queda del usuario decidir si está dispuesto a compartir toda esa información con una máquina que pertenece a una corporación, a cambio de las comodidades y ventajas que el servicio representa.

privacidad en windows 10

¿No te gusta? Desactiva Cortana.

Tu cuenta de Microsoft

Nuevamente, si inicias sesión con tu cuenta de Microsoft en Windows 10 (también pasa con Windows 8/8.1 no es nada nuevo), todos los datos se sincronizarán con los servidores de la empresa. Es una de las funciones que alabo constantemente, es especialmente útil si tienes más de un equipo con Windows. La sicronización incluye tu historial de navegación, favoritos, pestañas abiertas recientemente, los nombres de las redes WiFi a las que te has conectado y sus contraseñas guardadas.

Existe algo llamado el "id. de publicidad", es un identificador único también asociado a tu cuenta de Microsoft y al equipo que usas, que le permite a los anunciantes mostrarte publicidad personalizada. Si lo desactivas se restablece el id. y ningún tercero al que Microsoft le venda publicidad podrá identificarte a través de ese indicador.

Nuevamente, si te molesta esto, puedes desactivarlo desde las opciones de privacidad.

privacidad en windows 10

Lo que Microsoft puede hacer con tus datos

Básicamente lo que les de la gana. La política de privacidad dice lo siguiente:

Accesaremos, divulgaremos, y preservaremos información personal, incluyendo tu contenido (el contenido de tus correos electronicos, otros datos privados de comunicación o archivos en carpetas privadas), cuando tengamos la creencia de buena fe que el hacerlo es necesario para proteger a nuestros clientes o hacer valer los términos que gobiernan el uso de los servicios.

Esto no quiere decir que Microsoft esté accediendo por defecto a esa información, o que lo vaya a hacer jamás en tu caso. Pero tampoco quiere decir que esa "buena fe" que utilizan para determinar cuando es necesario (un usuario que viole los términos de servicio, o un gobierno solicitando datos por razones legales) tenga que ser razón suficiente para que tu confíes en ellos. Nuevamente, existe libertad de elección para decidir si te adhieres a los términos de uso de los productos de Microsoft.

Desactivar todo el seguimiento

  1. Inicia sesión en Windows 10 con una cuenta local y no con tu cuenta de Microsoft, evitarás la sincronización.
  2. Ve a las opciones de privacidad y desactiva las cuatro opciones que se muestran: id. de publicidad, filtro SmartScreen, información sobre escritura, contenido relevante en sitios web.
  3. Desactiva Cortana.
  4. Administra tu información de publicidad desde la web de Microsoft.
  5. Si usas Microsoft Edge, desactiva Cortana y demás opciones de seguimiento desde la configuración avanzada, puedes leer más aquí.
  6. Desactiva la ubicación.

Es importante que tengas en cuenta que si usas otros productos que no son de Microsoft, como Google Chrome, o Gmail, de ninguna manera desactivar el seguimiento de Windows 10 te libera del seguimiento de las demás empresas. Que la única manera de que ninguna compañía en Internet no te "espíe" es que te mudes a:

Mammoth-Cave-1