Por sorpresa, Microsoft ha presentado una pequeña puesta a punto de la Xbox One enfocada a los jugadores más exigentes. Siguiendo la estela de mando Elite, la compañía ha presentado una nuevo modelo de consola, Xbox One Elite, que llega con disco duro híbrido que combina disco tradicional y SSD con una capacidad de 1TB, de forma que el SSHD optimiza el rendimiento mediante el almacenamiento de datos en la parte más rápida de la partición del SSD, permitiendo un acceso más rápido a los datos que los discos duros estándar.

Todas las consolas Elite vendrán acompañadas de, como no podía ser otra forma, un mando Xbox Elite de alto rendimiento presentado en el E3 (aunque lógicamente se seguirá vendiendo por separado), que permite al jugador personalizar detalles como la sensibilidad del gatillo o la precisión y rapidez del mando, así como intercambiar los joysticks y las crucetas para obtener mayor control y ergonomía.

La Xbox One Elite llegará a las tiendas con un precio de 499 euros en noviembre, aunque ya se puede reservar. Además, junto con esta nueva versión de su consola la compañía también ha presentado un nuevo mando inalámbrico Edición Especial Blanco Lunar para Xbox One, que trae consigo todas las actualizaciones del mando inalámbrico de Xbox One, como el jack 3,5 y que llega con un diseño único en blanco y dorado, con una textura mejorada, en palabras de la compañía, para facilitar el agarre y el confort, y estará disponible 15 de octubre por 64,99€.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.