Tras dejarnos a medias en el pasado E3, desde Electronic Arts sabían que su Mirror’s Edge: Catalyst era uno de los principales atractivos para la Gamescom 2015. Así, sin perder demasiado tiempo y tras mostrar algo de Need for Speed, se han puesto manos a la obra con la nueva aventura de Faith. Después de una breve ponencia dejando claro los pilares de esta nueva entrega, su mayor valor introspectivo, el ver crecer a Faith y la inmensa variedad de situaciones, se nos ha enseñado un extenso fragmento de su jugabilidad.

No se puede negar que técnicamente luce de escándalo y que la fluidez y libertad de movimientos es incluso mayor de lo que cabría esperar. Hablamos de una secuela mucho más grande y, por ende, muy diferente. El primer título era una propuesta muy concisa y potente a la que quizá le cueste pasar a un mundo abierto. La identidad visual, aunque no tan marcada, sigue siendo clave y el flow entre exploración, investigación y combate parece equilibrado en lo que se ha podido ver.

Faltará ver qué nos encontraremos en el juego final y si Mirror’s Edge: Catalyst sabe hacer funcionar a Faith en un mundo abierto y en una estructura no lineal. El juego llegará el 25 de febrero de 2016 a Xbox One, PS4 y PC.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.