Hace ya mucho que Xbox y Halo van de la mano con lo que era impensable que en esta Gamescom 2015 no hiciera acto de presencia su quinta entrega principal. Halo 5: Guardians llegará el próximo 27 de octubre a las tiendas y ya tenía poco que enseñarnos pero, pese a todo, desde Microsoft han sabido ofrecer material nuevo y, lo mejor todo, esperanzador para todo aficionado a su faceta competitiva.

Así, centrándose en el modo Arena (el multijugador competitivo de corte tradicional), se ha hecho hincapié en que pretenden recuperar la posición que un día tuvieron y es que cabe recordar que fue Halo la franquicia que marcó los estándares de lo que debería ser un FPS competitivo en consolas. Para enseñar las interioridades y cambios de peso en este nuevo modo se ha elegido por algo que parece costumbre en el género, echar mano de jugadores profesionales y montar una pequeña pachanga.

Halo-5-Guardians

Epsilon Sports, uno de los equipos europeos más punteros, y Optic Gaming, uno de los equipos dedicados a FPS con más peso en el sector, fueron los elegidos para jugar un par de partidas con las que enseñar novedades como esa mayor y mejor atención a las retransmisiones de e-Sports con un modo espectador más completo y atractivo que el de títulos anteriores. El resto del protagonismo se lo han llevado elementos que ya conocíamos como las nuevas habilidades de nuestros personajes o ciertas armas renovadas.

El Halo World Championship debería ser solo el principio de la historia

Uno de los eslóganes repetidos ha sido el de "pensado para los jugadores, preparado para los profesionales", dejando claro la ambición de ocupar un puesto de relevancia en el cada vez más ansiado y disputado panorama de los e-Sports. Desde Microsoft y 343 industries buscaron revitalizar la marca en este aspecto con su The Master Chief Collection pero, al fin del día, el movimiento no fue todo lo bien que cabría esperar.

Ahora, obviamente, hablamos de una nueva entrega que debería atraer un gran nivel de atención. Es por ello que la Gamescom 2015 también ha sido el lugar elegido para anunciar que Halo 5: Guardians contará con un fuerte apoyo de cara a integrarse en el panorama de los deportes electrónicos. Así, se ha anunciado el Halo World Championship, campeonato con más de 1.000.000$ a repartir en premios y que contará con la colaboración de la ESL y la MLG; así, es de esperar que no solo se apueste por el territorio norteamericano y Halo 5: Guardians preste la atención que merece a Europa y sus jugadores.

Sería de incautos pensar en la equidad en este aspecto ya que desde el mismo Halo original, el FPS de Microsoft ha sido uno de los pesos pesados en las competiciones de USA y no así en Europa y el resto del mundo. De hecho, hay que remontarse a Halo 3 para encontrar un apoyo remarcable por parte de la comunidad y, sobre todo, las organizaciones europeas. Solo el tiempo dirá si Microsoft y 343 industrias pretenden cambiar las tornas.

Y es que pese a estar ante una iniciativa encomiable y de agradecer, movimientos como el Halo World Championship parecen ser más propios de una estrategia de marketing que de un plan sólido de cara a los e-Sports. Igual que el COD Champs de Activision, este campeonato será un punto caliente para equipos y aficionados de los deportes electrónicos pero será a largo plazo, de la mano de organizaciones como la MLG, ESL o, en España, la LVP, cuando podamos juzgar si el trabajo en este sentido es el correcto.

Porque, ojalá me equivoque, no creo que estemos ante un caso de organización y desarrollo de la faceta competitiva como el de Riot o Valve com League of Legends y Dota 2. Eso, ver a un estudio desarrollador y/o a un publisher concienciados con su juego en el panorama de los e-Sports es el futuro al que, ojalá, lleguemos algún día.

👇 Más en Hipertextual