Todo progreso científico nace con la base de convertirse en el hallazgo del siglo que resuelva alguna incógnita o problema que afecte a la sociedad presente, pasada y futura. Una vez hecha la investigación y tras haber obtenido resultados concluyentes, capaces de cambiar el futuro de la ciencia, vienen los premios. Esto es lo que le pasó a Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna cuando en mayo de este año recibieron el Premio Princesa de Asturias por su descubrimiento de la tecnología CRISPR Cas9.

A pesar de lo que muchos piensen, los descubrimientos relacionados con ciencia y biotecnología no se queda solo en los laboratorios; gran parte de ellos surgen de pequeñas empresas que se conforman como startups, que como es tradición en este sector requieren financiación y la atención de los inversores. Es por esto, y tras la importancia que ha cobrado el sistema CRISPR-Cas9 por permitir editar el genoma de manera más rápida y precisa superando los resultados de las técnicas convencionales de ingeniería genética, que la empresa que está detrás de descubrimiento, Editas Medicine, ha recibido 120 millones de dólares en una ronda de financiación Serie B según ha informado La Revista Forbes.

En total, Editas Medicine ha recibido $120 millones de varios fondos biotecnológicosEl ingreso de nuevos fondos siempre es aceptado con optimismo por parte de cualquier startup, pero en este caso el sentimiento es mucho mayor. Si a tu puerta llama bng0 es posible que te quedes igual que antes, pero si ya sabes que el fondo inversor está financiado por el multimillonario Bill Gates, y liderada por Boris Nikolic, el asesor de ciencia del fundador de Microsoft la cosa ya cambia bastante. El hecho de que este personaje se interese por poner dinero en un avance científico capaz de modificar nuestro ADN nos indica la importancia que los progresos de este sistema puede llegar a tener en el futuro.

Además, la ronda incluye a Deerfield Management, Viking Global Investors, Fidelity Management y Research Company. Rowe Price Associates, Google Ventures, Jennison Associates, Khosla Ventures, EcoR1 Capital, Casdin Capital, Omega Funds, Cowen Private Investments y Alexandria Venture Investments. Un selecto grupo de los mejores inversores interesados en la financiación de biotecnología.

Pero Editas Medicine, con sede en Cambridge, no es su primera experiencia de inversión. En el momento de la fundación de la compañía en 2013 ya contaban con el beneplácito de los fondos de inversión cuando recibieron 43 millones de dólares de Third Rock Ventures, Polaris Ventures and Flagship Ventures. Además de un acuerdo de colaboración con, Juno Therapeutics, por $25 millones.