Hijo de un directivo de radio, Zane Lowe creció en Auckland (Nueva Zelanda) y ya desde joven empezó en una radio local de música. Por aquel entonces, Zane intentaba hacerse un hueco en la escena de rap australiana, pero acabó mudándose a Londres a finales de los 90 y allí empezó todo.

Estuvo trabajando durante un tiempo en la MTV, aunque no tardó mucho en comenzar como presentador de su propio programa en la emisora XFM, una de las más conocidas sobre indie y música alternativa de Reino Unido. Esta estación le sirvió como aprendizaje y como ventana de exposición. Adquirió cierta fama en los siguientes años, pero no se esperaba que la BBC se acercara para proponerle un puesto en Radio 1. Tenía una posición cómoda en XFM y estaba haciendo lo que le gustaba. ¿Por qué arriesgarse con la BBC? "Porque en Radio 1 tendría la oportunidad de recomendarle música a todo el país". Su meta siempre fue esa, recomendar grupos para la mayor cantidad de gente posible.

Era un martes de julio de 2003 y un compañero de la BBC avisaba de que había nuevo presentador. Ocho de la tarde en punto y comenzó a sonar "Just Because" de Jane's Addiction:

Como cuenta Zane en una entrevista para The Guardian, "estaba pensando en qué decir, pero cuando empezó ese riff me salió solo decir 'SON LAS OCHO EN PUNTO EN RADIO 1' y creo que fue el saludo que más he gritado nunca".

Y a partir de ahí comenzó el riguroso análisis de los oyentes británicos. "No tiene acento british", "Está loco hablando por encima de las canciones", "¿Qué hace Su estilo apasionado y poco tradicional chocó de primeras en BBC, pero acabó siendo el secreto de su éxitoremezclando un tema a su gusto?". Su estilo era totalmente nuevo y sorprendente para la radio pública británica, acostumbrada a un refinamiento especial y a un conservadurismo bastante marcado. Sin embargo, fue justo esa personalidad la que acabó por convertirse en una ventaja, en una manera de conectar con una audiencia que no se sentía identificada con los valores tradicionales de la 'vieja BBC'. Su acento australiano le sirvió para que todo el mundo distinguiera enseguida su voz y su peculiar manera de tratar las canciones que pinchaba se acabaron escuchando como lo que eran: un signo de una persona verdaderamente apasionada por lo que estaba haciendo. Y justo esa es la gran diferencia, quizá el secreto del éxito de Zane en la cadena pública. Su pasión, su sinceridad y honestidad en lo que estaba haciendo. Si Zane te recomendaba un grupo es porque creía ferviertemente que era bueno.

Ese entusiasmo se tradujo en una producción radiofónica muy dinámica, hecha para sorprender al oyente y, sobre todo, para que cada día descubriera música nueva. Empezó a hacer entrevistas, a estrenar canciones en exclusiva y, poco a poco, acabó convirtiéndose en un prescriptor musical influyente en Reino Unido y, por tanto, gracias a que Reino Unido es un exportador de éxitos al resto del mundo, su fama en los medios de música especializados no tardó en instaurarse.

Recuerdo perfectamente haber escuchado por primera vez a Adele o Arctic Monkeys gracias a Zane. O haberme interesado por ciertos discos que recomendaba en su sección de 'Obras maestras', como el Songs for the Deaf de Queens Of The Stone Age, Neon Bible de Arcade Fire o incluso el Back to Black de Amy Winehouse. También recuerdo la sensación que había en el sector de medios online cuando se anunciaba que Zane había conseguido una entrevista exclusiva con artistas difíciles en su día como Kanye West o Rick Rubin. Era una verdadera estrella, pero, ante todo, lo era a base de trabajo y de profesionalidad. De interesarse de verdad por lo que estaba recomendando, de no dejarse llevar por modas. Si querías descubrir nueva música de calidad, podías hacerlo en Radio 1 de siete de la tarde a nueve de la noche cada martes. Y así fue casi 12 años.

Apple Music y Beats 1

Zane Lowe entrevistando a Eminem en su primer programa en Beats 1

Cuando a principios de este año se anunció que Apple fichaba a Zane Lowe para una tarea que en aquel momento no se podía revelar, inmediatamente después hubo múltiples divagaciones, rumores y teorías sobre lo que Apple tenía entre manos. Contando con Dr Dre, Trent Reznor y ahora también con Lowe, parecía claro que no iba a ser un servicio musical de streaming sin más.

¿Recordáis el objetivo que movió a Zane para aceptar el trabajo en BBC? Pues, efectivamente, fue el mismo que le impulsó a aceptar el reto de unirse a Apple Music. Como relata para el New York Times, "voy a poder ponerle música al mundo entero y es difícil no entusiasmarme con el hecho de que soy ese puente entre la música y la audiencia". Eso es. Todo para Zane siempre fue descubrir(nos) música y Apple (parece que asesorada por Trent Reznor) lo tenía claro.

Su objetivo en Beats 1: recomendar lo bueno que debes escuchar justo ahoraPor eso suena como una decisión más que acertada contar con Zane en Beats 1, la radio mundial y desde diversas ciudades del mundo: para que el público descubra música y pueda escucharla justo después en Apple Music. Es una combinación lógica, necesaria y que vuelve a poner en valor la función del presentador de radio, que últimamente se limitaba a saludar, contar algún chascarrillo, anunciar las redes sociales del programa y pinchar las mismas canciones de siempre.

¿Y cuál es el reto de Zane en Beats 1? Detectar todavía más tendencias musicales. De hecho, en la citada entrevista con el NYT, confiesa que padece FOMO (fear of missing out), miedo a a perderse todo. Dice que es adicto a Instagram y a Twitter, que no puede evitar sentir curiosidad por lo que están haciendo sus amigos. Y justo ese síndrome es el que quiere aplicar a Beats 1. "¿Qué música hay justo ahora que no sabía que quería escuchar?". Esa es la pregunta que quiere responder al oyente.

En su primer programa, aparte de hacer una prueba de sonido minutos antes de empezar frente a miles de personas de todo el mundo que ya estaban escuchando (con el Music For Airports de Brian Eno de fondo), se mostró nervioso, pero ese entusiasmo y pasión por recomendar música seguía ahí. Estas fueron las primeras diez canciones que pinchó en Beats 1 (hemos creado una playlist en Apple Music para que puedas escucharlas):

  • Spring King - City
  • Beck - Dreams
  • Jamie XX - Gosh
  • Skepta - Shutdown
  • AC/DC - For Those About To Rock (We Salute You)
  • Hudson Mohawke - Warriors
  • Pharrell Williams - Freedom (exclusiva para Apple Music)
  • Courtney Barnett - Dead Fox
  • The Chemical Brothers - Under Neon Lights
  • Shamir - On The Regular

Apple Music podrá acabar siendo un éxito o no, pero, desde luego, tan solo el fichaje de Zane Lowe ya ha merecido la pena. Si quieres descubrir buena música, de lunes a jueves tienes una cita con Mr. Lowe en Beats 1.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.