Una de las primeras cosas que nos recalcaron apenas pisamos las aulas en la Universidad es que Wikipedia no es una fuente confiable y que nunca podría utilizarse para cualquier investigación. Sin embargo, cuando tuve que leer textos de historia de la filosofía densos y pesados, descubrí que la Wikipedia era una excelente herramienta para ayudarme a entenderlos, pues presenta definiciones concisas y sencillas que complementaban la lectura y me ayudaban a captar los conceptos con rapidez. Es en ese punto en el que me convertí en la abogada del diablo, pues defiendo a la Wikipedia como fuente de información confiable, útil y necesaria. Y es que, desde mi perspectiva, el problema por el cual los académicos rechazan sus contenidos viene precisamente porque desconocen el propósito y alcance de este sitio web, aunado a que muchas personas no saben utilizarla para extraer todo su potencial.

¿Por qué afirman que la Wikipedia no es confiable?

Es superficial e inexacta:

¿Te tomarías una sopa usando un tenedor? Imagino que tu respuesta es negativa, y es que eso precisamente es lo que hacen los detractores de la Wikipedia cuando afirman que es una fuente superficial e inexacta. El hecho de que el tenedor no sea una herramienta adecuada para consumir líquido, no quiere decir que no sea útil, es que sencillamente no ha sido hecho para esta labor, su especialidad es otra.

Algo similar ocurre con Wikipedia: es una fuente terciaria, al igual que las enciclopedias y otras publicaciones. Sus artículos son un compendio de fuentes primarias (documentos, investigaciones, y otros documentos de primera mano) y secundarias (críticas, comentarios y análisis de fuentes primarias). Las fuentes terciarias suelen ser más resumidas, superficiales y generales, pero ofrecen pautas para hacer un estudio más profundo, por lo que resulta ridículo intentar citar directamente la Wikipedia en un trabajo académico, de la misma forma que resulta absurdo citar una enciclopedia en un estudio que, por lo general, requiere fuentes primarias o secundarias; pero es ideal para comenzar una investigación pues te permite conocer de forma rápida y sencilla la generalidad de un tema para poder abordar con otras fuentes lo específico.

Fotografía: Bloomua - Shutterstock
Fotografía: Bloomua - Shutterstock

Puede ser editada por cualquiera

Desde mi perspectiva esto es un arma de doble filo. La Wikipedia es el epítome de la democratización del conocimiento, en la medida en que ya no recae sobre la élites intelectuales la transmisión del saber, sino que cualquiera que cumpla con los parámetros de edición (neutralidad, citas de fuentes confiables, entre otras) puede editar o crear un artículo; pero esto también deja sobre los hombros de los usuarios el peso de controlar, editar, fiscalizar y mantener la confiabilidad de la información. Esto ha funcionado mejor de lo que podríamos pensar, pues un equipo de usuarios siempre están allí para arreglar en pocas horas cualquier entrada de Wikipedia que haya sido vandalizada o editada para mostrar un punto de vista parcializado.

Aunque si bien es cierto que el declive de la cantidad de usuarios encargados de estas tareas ha convertido la tarea de mantener la integridad de Wikipedia en una labor titánica, aún es posible encontrar información más o menos exacta y con pocos errores. En efecto, hay estudios comparativos que demuestran que la Wikipedia ofrece información tan veraz como la Enciclopedia Británica.

La Wikipedia no es perfecta, pero es un buen comienzo

A pesar de que, desde mi humilde perspectiva, Wikipedia puede utilizarse como fuente terciaria de información para comenzar cualquier investigación, sin importar si es académica o no, es muy cierto que muchos de los artículos (sobre todo en español) son incompletos o pueden contener errores. Pero esto se resuelve de una forma muy sencilla y lógica: utiliza otras fuentes para corroborar la información. Es imposible hacer una investigación basándote en un solo texto (aunque sea una fuente primaria), es necesario conocer otros puntos de vista, contrastarlos para obtener un panorama más o menos completo de lo que necesitas saber.

wikipedia-como-fuente-de-informacion

Para ello puedes leer la entrada de la Wikipedia correspondiente a lo que necesitas, pero no te quedes sólo con lo que dice allí. Revisa las referencias bibliográficas que aparecen, las citas y notas al pie de página. Busca los conceptos claves y dirígete las fuentes primarias a la que hacen referencia. El objetivo de Wikipedia no es convertirte en un experto, sino darte un punto de partida; un conocimiento general y superficial que debes profundizar.

El secreto para usar la Wikipedia como un profesional es ese: aprender cómo funciona la herramienta, cuáles son sus alcances y limitaciones y, partir de ello, comenzar a trabajar. Para poder hacer uso de cualquier texto es importante formarse un aparato crítico, tener la capacidad de discernir entre la información que te presentan y detectar qué cosas pueden ser errores y eso se logra de una sola forma: leyendo y contrastando información.

Si tu formación te permite poseer un conocimiento preciso sobre un tema, bien podrías integrarte a la comunidad de Wikipedia y hacer tu aporte, editando algún texto sobre el campo que manejas. Una vez más: lo maravilloso de esta herramienta es que es democrática y libre, cualquiera puede editarla y si eres un experto en algún campo del conocimiento toda las personas pueden beneficiarse de ello.

👇 Más en Hipertextual