Cada vez estamos más cerca de contar con una vacuna contra la malaria para luchar contra una enfermedad que mata a un niño en África cada minuto, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Esta escalofriante cifra muestra la urgente necesidad de contar con herramientas que permitan frenar su propagación.

Cada minuto muere un niño en África por una enfermedad curable en otras regionesLa malaria, provocada por la picadura de mosquitos infectados por parásitos del género Plasmodium, causó en 2013 casi 600.000 muertes en todo el mundo. La mayor parte de estos casos se concentra en el África subsahariana, donde tampoco hay medios para tratar a los afectados. En las regiones donde hay una mejor cobertura sanitaria, la malaria o paludismo se puede curar gracias a una terapia basada en la administración de artemisina.

Por estos motivos, una vacuna contra la malaria sería la herramienta perfecta para lograr prevenir su contagio. Hace algo menos de dos años, la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) anunciaba resultados positivos en sus últimos ensayos clínicos en fase III. La inmunización con la vacuna, desarrollada en colaboración con el Instituto de Salud Global de Barcelona, permitía reducir a la mitad el número de casos de malaria en niños entre 5 y 17 meses, y en un 31% en recién nacidos entre 6 y 12 semanas. Los datos se compararon con los obtenidos en voluntarios en los que se administró una vacuna control, sin efecto de inmunización frente a esta enfermedad.

La vacuna funciona y es segura

Las conclusiones positivas de los ensayos de la vacuna RTS,S/AS01 han llevado ahora a la Agencia Europea del Medicamento (EMA) a dar luz verde a esta herramienta preventiva. En un comunicado, la institución comunitaria emite una opinión científica positiva sobre la vacuna investigada inicialmente por el equipo del Dr. Pedro Alonso del ISGlobal de Barcelona.

La EMA ha realizado un análisis de la calidad, seguridad y eficacia de la primera vacuna contra la malaria, determinando que Mosquirix cuenta con un balance positivo al valorar sus beneficios y posibles riesgos. Esta luz verde hará que "la Agencia facilite el acceso a pacientes fuera de la Unión Europea", pues la vacuna no será comercializada en territorio comunitario.

malaria
DFID-UK (Flickr)

El objetivo es que Mosquirix sirva para inmunizar a niños de entre 6 semanas y 17 meses de edad, con el objetivo de prevenir que no desarrollen la enfermedad. La vacuna también será efectiva contra la hepatitis B, según anunció la Agencia Europea del Medicamento. Esta es la primera vez que una entidad regulatoria como la EMA evalúa una vacuna contra la malaria, cuya eficacia disminuye a partir de los doce meses, según señaló la entidad.La OMS debe autorizar ahora el uso de esta vacuna para prevenir la malaria

La vacuna, desarrollada por el Instituto de Salud Global y GlaxoSmithKline con el apoyo de la Fundación Melinda y Bill Gates, debe ahora esperar la autorización de la Organización Mundial de la Salud. Tras el gran paso dado por la EMA, la OMS tendría que decidir si elige a Mosquirix como herramienta de prevención y control de la malaria en las regiones más afectadas, donde los países también deberían autorizar a nivel nacional su uso.

Como ha señalado Regina Rabinovich, directora de la Iniciativa para la Eliminación de la Malaria de ISGlobal, "esta primera vacuna contra la malaria es un avance científico fundamental y representa la vanguardia de lo que las inversiones en investigación y desarrollo pueden lograr para las enfermedades relacionadas con la pobreza". Gracias a la ciencia, estamos un paso más cerca de ganar la batalla contra la malaria.