Durante estos últimos meses, Panasonic está dejando una cosa clara en el ámbito de la fotografía: el vídeo 4K debe llegar a todos. Por ello, la empresa japonesa se ha encargado de anunciar los modelos GX8 y FZ330, una Micro Cuatro Tercios y una bridge super-zoom que, entre otras cosas, ayudan a popularizar la resolución propia de las películas proyectadas en el cine que ya incorporaban dispositivos como la GH4, G7 o CM1, el híbrido entre cámara y smartphone.

Panasonic GX8

Sin embargo, además de grabar en dicha resolución, las cámaras de Panasonic también poseen otras características destinadas a renovar la gama en la que ambas se sitúan. Por un lado encontramos a la GX8, una cámara mirrorless que sustituye a su antecesora, la GX7. Las especificaciones que ofrece son las siguientes:

  • Sensor:  Micro Cuatro Tercios de 20.3 megapíxeles

  • Procesador: nuevo Venus engine con ráfaga de hasta 8fps

  • Cuerpo: construido de magnesio y resistente a salpicaduras.

  • Vídeo: resolución de hasta 4K 25p 100Mbps

  • Visor: articulado con 2.36 millones de puntos

  • Sistema de estabilización: 5 axis, suma la estabilización de la lente con la integrada en el cuerpo del objetivo (excepto en vídeo 4K)

  • Pantalla: LCD abatible de hasta 1.04 millones de puntos

  • Precio: 1199€ (solo cuerpo)

Tras probarla, las primeras impresiones son las de encontrarnos ante un dispositivo muy robusto y versátil, quizá para algunos pueda no ser positivo encontrar una cámara con tantas partes articulables (visor y pantalla trasera) pero para otros puede suponer un gran punto a favor para desarrollar cualquier tipo de fotografía de la forma más cómoda posible.

Asimismo, el sistema de estabilización 5 axis parece ser especialmente adecuado cuando se va a realizar vídeo, una tecnología que recuerda a la incorporada por Sony en la A7 II y A7R II. Es decir, gracias a la unión del cuerpo y el objetivo se intentan corregir aquellos movimientos generados por el pulso. Eso sí, en el caso de la GX8 deberemos olvidarlo si lo que vamos a realizar es vídeo en 4K, ya que únicamente funciona la estabilización de la lente.

Panasonic FZ300

Por otro lado, la Panasonic FZ300 es una bridge super-zoom con una distancia focal de 25 – 600mm, lo que equivale a 24x. Se trata de un modelo que sustituye al FZ200 presentado en septiembre de 2012 por la compañía. Veamos alguna de sus características:

  • Sensor: MOS de 12.1 megapíxeles

  • Procesador: nuevo Venus engine 

  • Lente: 25-600mm, x24 zoom. f/2.8 continuo. 

  • Enfoque: modo macro de 1 centímetro y enfoque ultra rápido, 3 veces más veloz que su modelo anterior.

  • Visor: 1.44 millones de puntos con un aumento de 0.7x

  • Pantalla: de 3’’ abatible y táctil con 1.04 millones de puntos

  • Vídeo: 4K a 30fps

  • Cuerpo: resistente a salpicaduras

  • Peso: 691 gramos

  • Precio: 599€

 Al contrario de lo que ocurría con la GX8, al coger la FZ300 con nuestras manos las primeras sensaciones sposeer de sostener un dispositivo que aparentemente parece pesar mucho más. A pesar de ser un punto favorable a la hora de transportarla, también se convierte en negativo si tenemos en cuenta la calidad de sus materiales 

En cuanto a su manejo, la cámara propone utilizar un doble dial, el trasero y otro situado en la zona lateral del objetivo. Mediante ellos se puede cambiar de forma rápida entre los ajustes necesarios para tomar una foto. Además, también posee un botón cercano a la base del objetivo con el que se puede cambiar entre velocidad de obturación y diafragma entre los diales, algo similar a lo que ocurre con la Fuji X30.

Asimismo, aunque la GX8 y FZ300 poseen cualidades específicas, también tiene otras comunes entre ellas y otros modelos de Panasonic. Un ejemplo de ello es 4K Photo, una función que permite grabar vídeo en 4K y luego seleccionar un frame de ese vídeo para ser usado como fotografía, todo ello desde la misma cámara. También comparten el sistema Starlight AF, que optimiza el enfoque para sujetos pequeños y carentes de la luminosidad adecuada, una cualidad especialmente recomendada para fans de la astrofotografía.

En definitiva, lo que hemos podido probar de laS Panasonic GX8 y FZ300 se ha encontrado a la altura de las expectativas. Solo queda esperar hasta septiembre para poder comprobar cómo se desenvuelven tales modelos en sus versiones finales y si realmente cumplen con lo que prometen.