H50S, el sistema operativo de la startup, está basado en HTML5, un estándar web que permite programar aplicaciones web muy parecidas a las aplicaciones nativas que encontramos en iOS y Android.

Li Gong, el antiguo presidente de Mozilla, comenzó su andadura en Acadine Technologies en mayo, aunque su nuevo sistema operativo no estará disponible hasta el 2016. Le espera una batalla muy complicada, en la que arañan una minúscula cuota de mercado será poco menos que una auténtica epopeya frente a Android y iOS. Gigantes como Microsoft tienen un uso casi anecdótico, ¿cómo podrá una pequeña startup lograr atraer a usuarios en pleno 2016? Por el momento, Acadine Technologies levantó $100 millones en su primera ronda de financiación gracias al grupo chino Tsinghua Unigroup.

Li Gong decidió abandonar Mozilla, declaraciones recogidas por el WSJ, ya que cree firmemente que un sistema operativo basado en la web podría cambiar el panorama de la industria completamente. Pero, para Mozilla, una organización sin ánimo de lucro, era difícil obtener financiación suficiente. Siempre quiso ser parte de una startup y por ello se marchó de Mozilla para comenzar su propia aventura.

Para el empresario, la clave de su nuevo sistema operativo es su eficiencia: es más ligero y consume menos memoria y energía que Android. También requiere menos capacidad computacional para ofrecer la misma experiencia, idóneo para los smartphones más baratos. Otra de sus ventajas, según Li Gong, es ofrecer un ecosistema de aplicaciones y servicios verdaderamente abierto sin servicios por defecto de Google. Idóneo para trabajar con proveedores de contenido y operadoras de servicios.

El mayor problema es que esas ventajas las tienen Tizen, SO hecho por y para la web, y Cyanogenmod, un derivado de Android sin los servicios y aplicaciones por defecto de Google. Ambas tienen un equipo mucho más grande detrás. Problemas de los que es consciente. El principal es superar la crítica obvia: que un nuevo sistema operativo no puede ofrecer las mismas aplicaciones y servicios que Android. Pero eso, en su opinión, no quiere decir que su nuevo sistema operativo no tenga cabida, sólo hay que encontrar los puntos débiles de Android. Los smartphones super baratos y los de gama alta pueden ser su nicho. También las smart TV y, sobre todo, el Internet de las cosas. Aunque ahí tienen como principal rival a Tizen.

👇 Más en Hipertextual