La historia estadounidense, tanto como la de otros países del mundo pero mucho más conocida por el imperio de difusión cultural del país, es rica en personajes curiosos, recordados por alguna razón muy concreta que les garantizó un hueco en la memoria colectiva. Pero pocos han sido tan referenciados en obras culturales, sobre todo en películas y series de televisión, como Jimmy Hoffa.

Un sindicalista con amistades peligrosas y pocos escrúpulos

Nació en febrero de 1913 en Brazil, una pequeña población del condado de Clay, en el estado de Indiana. Tras la muerte de su padre, descendiente de inmigrantes alemanes de Pennsylvania, en 1920, su familia se mudó a la por aquel entonces próspera Detroit. Allí, Hoffa comenzó a trabajar siendo adolescente en una cadena de supermercados, con un salario bajo y malas condiciones laborales. El malestar de los trabajadores les llevó a organizarse en un sindicato, que Hoffa lideró por su arrojo y carisma. Pero en 1932, tras abandonar este trabajo por negarse a obedecer a un despótico jefe de turno, le propusieron ocupar un puesto de responsabilidad en la Hermandad Internacional de Camioneros, sindicato que llegaría a dirigir nacionalmente en 1958.

Fue un actor crucial para convertir a la Hermandad en uno de los sindicatos más poderosos de Estados Unidos, y para lograr la regulación legal para el gremio de camioneros en 1933 y el acuerdo nacional de carga única de 1964, potenciando las huelgas rápidas, los boicots secundarios y la fuerza sindical en las empresas, y ganando demandas. Sin embargo, no dudaba en relacionarse con miembros del crimen organizado, que lavaban dinero sucio con las actividades de la Hermandad y que siempre habían influido en los sindicatos de transporte, ni en utilizar a matones de la mafia para intimidar a empresarios no muy dispuestos a tratar con su gremio y para librarse de personas que se oponían a sus intereses.

jimmy hoffa
Jimmy Hoffa - Multimedia.pol.dk

En el mismo año del acuerdo nacional, le declararon culpable de intento de soborno a un jurado y fraude, como resultado de la persecución de Robert Kennedy, fiscal general, e ingresó en la cárcel tras el proceso de apelación. Pero fue libre en 1971 por un trato que hizo con el presidente Richard Nixon, que conmutó su pena de trece años con la condición de que abandonara la lucha sindical, que más tarde trataría de saltarse. Luego, casualmente, la Hermandad apoyó la reelección de Nixon en 1972, al que cuentan que había sobornado.

Un día de finales de julio de 1975, Hoffa iba a reunirse en un restaurante con Anthony Giacalone y Anthony Provenzano, dos mafiosos, y nunca volvió a casa con su esposa. Un testigo, camionero para más señas, dijo haberle visto en el asiento de atrás de un Mercury marrón, presumiblemente siendo apuntado con un arma de fuego. Desde entonces, las teorías y las falsas informaciones acerca de su desaparición se han sucedido; y Hoffa fue declarado muerto legalmente en 1982.

El cine y la televisión recuerdan a Jimmy Hoffa

No es sólo que Danny DeVito dirigiera en 1992 la película Hoffa, en la que Jack Nicholson interpretó al famoso sindicalista, ni que antes, en 1978, el filme FIST, de Norman Jewison, adaptara libremente su vida con el protagonismo de Sylvester Stallone: hay multitud de referencias a este personaje en otras películas y series de televisión.

Por ejemplo, en Ghost (Jerry Zucker, 1990), el fantasma de Sam Wheat le dice amenazadoramente al villano que su cadáver será encontrado junto al de Jimmy Hoffa; en The Naked Gun 33⅓: The Final Insult (Peter Segal, 1994), Frank Drebin se topa con un archivo que indica la localización del cuerpo de Hoffa entre otros de un hospital; en The Nutty Professor (Tom Shadyac, 1996), un humorista se burla del obeso protagonista al afirmar que dentro de él se halla el cadáver de Hoffa; en la celebérrima Titanic (James Cameron, 1997), Lewis Bodine sugiere que la joya que busca la expedición de Brock Lovett podría encontrarse en el maletín de Hoffa; y en Bruce Almighty (Tom Shadyac, 2003), Nolan usa sus poderes divinos para dar “casualmente” con el cuerpo enterrado de Hoffa tras la caída de un meteorito.

jimmy hoffa
'Maximum Homerdrive', "The Simpsons" - Fox

En el episodio “A Word To The Wiseguy” de la estupenda serie Frasier (David Angell, Peter Casey y David Lee), emitido en 1996, el padre de este se queda dormido mientras vigila para descubrir a quien les roba el periódico, y el mismo Frasier sugiere a Daphne que interrogue a su padre acerca de su etapa como coordinador de seguridad de Jimmy Hoffa; en el capítulo “Maximum Homerdrive” de The Simpsons (Matt Groening, Sam Simon y James L. Brooks), estrenado en 1999, uno de los camioneros que va tras Homer para acabar con él dice que le van a hacer lo mismo que le hicieron a Hoffa, y otro camionero le reprende por bocazas; en el episodio “Ground State” de Angel (Joss Whedon y David Greenwalt), que vio la luz en 2002, el protagonista pregunta a una demonio especialista en dar con cosas perdidas si puede dar con Hoffa; en el capítulo “The Fleshy Part of the Thigh” de The Sopranos (David Chase), emitido en 2006, el cirujano que opera a Tony Soprano bromea diciendo que ha hallado en el interior del mafioso el cadáver de Hoffa.

En el episodio “That Night, a Forest Grew” de Dexter (James Manos Jr.), estrenado en 2007, el sargento James Doakes le dice al protagonista que su pasado “es un misterio tan grande como el del jodido Jimmy Hoffa”; en el capítulo “A Cure for What Ails You” de Medium (Grenn Gordon Caron), de 2008, Joe Dubois le pregunta a Allison, su esposa, si ha visto dónde está enterrado Hoffa en alguno de sus sueños premonitorios; en el episodio “In Which We Meet Mr. Jones” de Fringe (JJ Abrams, Alex Kurtzman y Roberto Orci), también emitido en 2008, Walter Bishop cuenta que el Gobierno estadounidense le requirió para que interrogase al cadáver de Hoffa; en el episodio “ABQ” de Breaking Bad (Vince Gilligan), estrenado en 2009, el agente Hank Schrader comenta que un supuesto narcotraficante hubiese confesado lo que hizo con Hoffa a cambio de unos cigarrillos; en el capítulo “Proof in the Pudding” de Bones (Hart Hanson), de 2010, el doctor Jack Hodgins especula sobre si un cadáver no identificado pudiera ser el de Hoffa; y en el episodio “Red and Itchy” de The Mentalist (Bruno Heller), emitido en 2013, el entrevistador Mason Braverman pregunta irónicamente a la agente Teresa Lisbon si en un recipiente robado está escondido el bueno de Jimmy Hoffa.

Así que, sabiendo todo esto, prestad atención, porque esta tendencia indica que seguiremos oyendo hablar del famoso sindicalista desaparecido en futuras películas y series de televisión estadounidenses. Y es importante y placentero comprender cada una de sus referencias.

👇 Más en Hipertextual