Asistentes de Aldea Digital probando las nuevas tecnologías en los talleres

A pesar de que en México, como en gran parte de Latinoamérica, existe la percepción de no ser un productor importante en el ámbito tecnológico, en años recientes México se ha convertido en la tercera potencia mundial en exportación de servicios de tecnología de las informaciones y comunicaciones, sólo después de la India y Filipinas.

Según Carlos Galán, economista y administrador especializado en tecnologías, quien habló este miércoles en Aldea Digital, hasta hace algunos años México era apenas el número 24 en el mundo en exportación de servicios de tecnología, a pesar de su posicionamiento privilegiado en términos geográficos, educativos y empresariales. Existía un profundo desconocimiento sobre las causas de este estancamiento, hasta que el gobierno mexicano comenzó a implementar ciertas políticas públicas para formar lo que se conoce como la triple hélice: la unión de gobierno, industria y academia para potenciar la producción y exportación de servicios tecnológicos.

México se ha convertido en la tercera potencia mundial en exportación de servicios de tecnología de las informaciones y comunicaciones

La formación de capital humano es esencial, y México carecía de un programa de certificaciones que pudiera otorgarles competitividad a esos profesionales. Por esta razón se implementó un programa llamado México First, que hasta la fecha ha permitido certificar 100.000 personas en conocimientos de marca, lo que ofrece a los compradores una garantía de conocimiento con base a sus estándares.

De acuerdo con Galán, el futuro del emprendimiento en México está en la tecnología, específicamente en el emprendimiento en el área: Aunque México es el tercer exportador mundial en servicios de tecnología, actualmente está vendiendo productos creados sobre especificaciones creadas sobre personas en otros países. Es en esa brecha donde está el espacio para generar emprendimiento e innovación; en el desarrollo de nuevos procesos de gestión y en el desarrollo de software y hardware bajo especificaciones propias.

Carlos Slim junto a otros invitados de Aldea Digital 2015

El futuro del emprendimiento en México está en la tecnología, específicamente en el emprendimiento en el área Actualmente, una persona que desee emprender en México se encuentra con un ecosistema preparado para apoyarlo. En Jalisco, por ejemplo, que es la ciudad donde más desarrollo en emprendimiento existe, hay programas de apoyo destinados y dirigidos para quienes quieren arrancar una empresa, como programas para mobiliario en empresas nuevas con 80% de inversión a fondo perdido. Del mismo modo, Galán enumeró y explicó la existencia de una serie de programas para emprendedores en el área tecnológica: Fondo Prosoft, ProMéxico, MéxicoIT InfoTEC, FUMEC, o los programas de CONACYT en conjunto con otras instituciones, dirigidos a apoyar la creación de nuevas empresas, la promoción de innovaciones en otros países, e incluso la contratación de personal. También existen programas que no provienen del gobierno sino de empresas como Microsoft (BizSpark), Cisco (el Instituto de Emprendimiento Cisco), Google o Telmex.

Si bien el petróleo sigue siendo el principal ingreso y soporte de la economía mexicana, el panorama actual, sumado a la caída de los precios del petróleo, otorga razones para concentrarse en otras áreas para su fortalecimiento. En la actualidad, la tercera fuente de ingresos de México es la tecnología: éste representa el 11.5% del PIB anual. Esto se ha logrado a partir de una combinación de políticas públicas y programas de impulso. El sector tecnológico ha sido pieza clave del crecimiento económico: el sector tecnológico ha crecido 75% en los últimos años, convirtiéndose así en la esperanza de México de convertirse en una verdadera potencia económica.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.