Boomberg.

La nueva normativa se aplicará tanto a los fabricantes de consolas extranjeros como a los nacionales. Les permitirá fabricar y vender en cualquier parte del país. Así se comunicó mediante un comunicado del Ministerio de Cultura chino publicado esta semana. La regulación limitaba a los fabricantes extranjeros como Nintendo Co., operar sólo en la zona de libre comercio de Shanghai.

La medida es muy interesante, ya que abre la posibilidad a los jugadores, que hasta ahora sólo disponían legalmente de ordenadores y smartphones para jugar, el acceso a las populares consolas de occidente y Japón.

La sociedad China acepta y adopta las nuevas tecnologías con rapidez. Hay una gran cultura de los videojuegos en cibercafés donde juegan al League of Legends o el Dota 2. Está nueva regulación puede hacer que los fabricantes de consolas aumenten sus ingresos de manera exponencial, China ya es uno de los mercados más grandes de electrónica de consumo a nivel mundial.

El problema es que las consolas pirateadas y a bajo costo pueden ser encontradas fácilmente en todo el país como cuenta techinasia. Pero los jóvenes chinos prefieren el PC, la cultura siempre fue de juegos de PC jugados con amigos en cibercafés. En pleno auge de los eSports, ¿cómo de populares se harán las consolas de éxito en occidente y Japón?

Las empresas de videojuegos han tenido sus ojos puestos en el mercado chino durante muchos años, pero se han enfrentado a estas restricciones desde el año 2000, cuando los reguladores chinos promulgaron la prohibición de las consola para evitar «posibles efectos adversos sobre la juventud de China». La regulación se hizo menos restrictiva en una prueba piloto el año pasado, que el Ministerio de Cultura calificó como un éxito.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.