Ya es una realidad. Tras varios años de esperas y retrasos provocados por los organismos reguladores, las interferencias con las señales de TDT y el dividendo digital, las tres principales operadoras del país (Movistar, Vodafone y Orange) por fin han habilitado la banda de 800 MHz en España; una banda que traerá múltiples mejoras tanto en el servicio que los usuarios reciben como en la rentabilidad de las infraestructuras.

Pero, ¿qué cambiará exactamente? ¿Cómo nos afecta la habilitación de esta nueva frecuencia? Todas las respuestas, en las siguientes líneas:

  • Mejor cobertura en interiores. Según las leyes físicas, las ondas electromagnéticas de baja frecuencia siempre atraviesan otros materiales con mayor facilidad. Por lo tanto, la banda de 800 MHz es capaz de penetrar los muros de un edificio con mayor facilidad que la de 1.800 MHz (actualmente utilizada para redes 4G LTE). Es por esto por lo que, a partir de ahora, disfrutaremos de una mejor cobertura en el interior de los edificios.

  • Mayor alcance de las redes 4G LTE. La frecuencia de una onda es inversamente proporcional a la longitud de onda. Es decir: cuanto mayor es la frecuencia de una onda, menor es la longitud de la misma. Por lo tanto, una onda de 800 MHz puede llegar más lejos que una de 1.800 MHz, cubriendo así una mayor superficie de terreno con cobertura 4G LTE.

800 MHz en España - 800 MHz en España - 800 MHz en España - 800 MHz en España

  • Mayores velocidades. Esto está causado por diversos factores. El uso de la banda de 800 MHz permite descongestionar las otras dos bandas empleadas para el 4G LTE, aumentando el ancho de banda disponible y, por lo tanto, incrementando la velocidad con la que podemos descargar un archivo. Asimismo, la banda de 800 MHz debería mejorar la cobertura (explicado en los dos puntos anteriores), algo que también conlleva un incremento en las velocidades de transmisión de datos.

  • Abre las puertas a un Carrier Aggregation mejor. Durante el pasado Mobile World Congress 2015 os hablamos de la tecnología Carrier Aggregation, la cual, muy resumidamente, permite que un terminal se conecte simultáneamente a dos frecuencias (2.600 MHz y 1.800 MHz, por ejemplo) para gestionar las transferencias de datos de una forma más inteligente. Con la llegada de la banda de 800 MHz, se abre las puertas a un Carrier Aggregation basado en tres bandas –una más que antes–, lo que permitirá aumentar las velocidades de transmisión de datos a más de 300 Mbps y gestionar de forma más inteligente el ancho de banda de las redes.

  • Mayor rentabilidad. El aterrizaje de los 800 MHz en España es una gran noticia también para las compañías de telecomunicaciones. Y es que la expansión del 4G LTE será mucho más rentable y sostenible gracias a esta frecuencia. ¿Por qué? Lo explicamos antes: la banda de 800 MHz permite cubrir una mayor superficie de terreno, por lo que el número de antenas necesarias para ofrecer 4G LTE en zonas más rurales será inferior. De cara al usuario, obviamente, significará la llegada de 4G LTE a zonas más aisladas.

Para disfrutar de todas estas novedades, lo único que tendrás que hacer es comprobar si tu smartphone es compatible con la banda 20 de LTE (correspondiente a los 800 MHz) y encontrarte en una de las ciudades en la que esta banda esté operativa. Si cumples ambos requisitos, probablemente ya estés disfrutando de las bondades de esta nueva banda. No obstante, lo realmente interesante será tangible por los usuarios con el paso de los meses, cuando se expanda y se aumente la cobertura de 4G LTE a lo largo de la población española (actualmente situada en el 60%).

👇 Más en Hipertextual