Lo que parecía un proyecto que acabaría aparcado para prototipos y coches de carreras, al final llegará a los coches de calle. Dentro de la hibridación, solo hemos visto el principio de muchas técnicas tecnológicas, que llegarán para crear un paso lógico entre el motor de combustión interna al motor eléctrico. De los ya clásicos automóviles híbridos que han conseguido conquistar a parte del mercado por su fiabilidad y su bajo consumo, ahora llega una nueva evolución, los motores con turbo eléctrico.

No os asustéis si esto os suena a un futuro muy lejano, ya está a punto de llegar al mercado y se postula como el movimiento natural para un downsize bestial. Si hace unos años Ford nos sorprendía con una increíble mecánica de tan solo tres cilindros y un litro de cilindrada, este motor ha sido el mayor representante de lo que es posible conseguir con una alta tecnologia y muchas horas de ingeniera. El motor EcoBoost 1.0 tricilíndrico es la punta del iceberg de lo que nos llegara los próximos años.

Conseguir deportivos híbridos con motores muy pequeños ya será posible

Para conseguir ir bajando la cilindrada y obtener más potencia, algunos fabricantes estarían apostando por la introducción del turbo eléctrico. El turbo eléctrico lo conocimos en la competición, aunque era muy complejo y a veces pecaba de poca fiabilidad.

La evolución de este elemento se ha ido macerando estos últimos años, hasta conseguir una versión de calle con un precio no prohibitivo y con un compromiso de fiabilidad alto. El turbo eléctrico eliminaría los problemas que sufren los tradicionales motores turbo, como es el temido LAG. Ese efecto que notas cuando pisas el acelerador y tiene que pasar un pequeño periodo de tiempo hasta que el motor reacciona y entrega la potencia.

Ahora con este sistema la entrega de potencia seria casi instantánea y, además, al mejorar el funcionamiento se conseguiría un menor consumo. Imagínate un vehículo con un sistema híbrido que te permita circular un gran ratio de kilómetros en modo eléctrico y disponer de un pequeño motor gasolina o diésel, con la misma potencia motores de los actuales de cuatro cilindros turboalimentados, pero con un consumo irrisorio.

No tendremos que esperar mucho para la llegada de este tipo de motores. Eso sí, primero llegarán para sustituir a los actuales turbos y paulatinamente se alinearán con la tecnología híbrida.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.