Tras los conflictos bélicos, desastres naturales y otras circunstancias de emergencia las enfermedades aparecen como un verdadero problema. De hecho, algunas epidemias son más letales que las propias catástrofes: la gripe, la malaria o el dengue acaban con más vidas de las que podemos imaginar. Y son solo dos ejemplos. Por eso mismo, en la sede de Microsoft han ideado una nueva iniciativa: el proyecto premonición. Ésta idea, que parece sacada de una película de ciencia ficción, consiste en usar un pequeño ejército de drones especialmente diseñados para capturar a los vectores y otras muestras con las que anticiparse a una posible enfermedad.

Proyecto premonición, la tecnología a nuestro servicio

El proyecto pone el punto de unión entre algunas de las tecnologías aplicadas más punteras de nuestra historia con una sola finalidad: combatir enfermedades infecciosas. Para ello, hace falta en primer lugar una herramienta. Los drones son pequeños robots, manejables, autónomos, versátiles y potentes. Son capaces de desplegarse por un área y hacer el rastreo pertinente en poco tiempo y en zonas inaccesibles. La mecánica ayuda a construir drones más útiles y mejor equipados. Gracias a las trampas de captura, los drones pueden hacerse con las muestras adecuadas de una zona. Para maximizar el éxito el proyecto premonición probablemente cuente con trampas de feromonas diseñadas a través de la biotecnología. Una vez atrapados los Ingeniería mecánica, supercomputación y biotecnología se unen en este proyectoinsectos, estos serán estudiados y secuenciados genéticamente para detectar los genes que podrían identificar la presencia de una enfermedad.

Tras este último paso, la era del big data y la supercomputación nos permitirá hacer grandes comparaciones de bases genéticas para descubrir el más mínimo indicio de enfermedad. La intención del proyecto premonición es desarrollar un sistema autónomo de despliegue de drones capaz de reconocer un terrero y buscar muestras para ser analizadas lo antes posible. De esta manera, un ejercito, equipo de salvamento o expedición podrá prepararse mejor para una eventualidad ocasionada por una enfermedad. Una vez bien asentado el proyecto, podría usarse con fines meramente civiles, manteniendo un control regular de la presencia de ciertas enfermedades. Es más, podría ser muy útil en el estudio evolutivo de algunos virus y patógenos, pudiendo llevar un mapa geográfico e histórico de cómo van variando. Esto nos ayudará a prevenir males mayores en el futuro.

Mosquitos, los "drones" naturales

La base del proyecto premonición se encuentra en los mosquitos. Por ahora el proyecto se está centrando en ellos ya que son los vectores de algunas de las principales enfermedades infecciosas del mundo. Son, en palabras de Ethan Jackson, uno de los responsables del proyecto, como "drones naturales". La palabra vectores hace referencia a su capacidad de transmitir la enfermedad. Especialmente en casos de malaria y dengue, que hoy día siguen siendo una de las principales razones de preocupación de la OMS. Pero además, los mosquitos tienen otra importancia. Y es que también pueden ser portadores de otras enfermedades, en forma de virus, del que no son transmisores. El proyecto premonición todavía tiene algunos años de desarrollo por delante, especialmente en cuestiones mecánicas. Hay que diseñar una trampa que sea económica, que sirva bien a su propósito y, sobre todo, que funcione correctamente.

También es importantísimo capturar adecuadamente a los mosquitos para poder someterlos al análisis y secuenciación. Entre toda la amalgama de materia que se obtiene, existen montones de fuentes de ADN: el propio mosquito, parásitos del insecto, bacterias del ambiente, otros artrópodos... Por eso, para evitar errores en el análisis, hay que diseñar muy, muy bien el sistema tanto de captura como de procesamiento. Pero una vez optimizado, el proyecto premonición tiene Aunque no lo especifican, parece que tienen intención de adaptar la idea a otros animalesun potencial enorme. Anticiparse a las posibilidades de una epidemia es una oportunidad única de salvar vidas y evitar sufrimiento.

Con un informe claro que indica de la existencia de una cepa vírica o la presencia de una bacteria infecciosa, se pueden disponer los medios adecuados para prevenir su expansión: vacunas, medicinas, antitoxinas etc. Aunque la proyección de los siguientes cinco años tiene previsión de desarrollar drones para capturar mosquitos, parece que Microsoft también tiene intenciones de adaptar la idea para otros animales. En la naturaleza existen numerosos reservorios, es decir, seres vivos donde las enfermedades permanecen "esperando" hasta que son contagiadas. Otros animales típicos son las moscas y tábanos o los pequeños murciélagos del género pipistrellus, entre muchísimos otros. No obstante, estos otros animales supondrán nuevos retos para el proyecto premonición. Por ahora, la iniciativa es una de las más prometedoras de las que hemos oído hablar. Y estaremos atentos a ver que nos ofrece en el futuro.