Como todos sabréis, una de las mayores polémicas que rodea a Apple últimamente tiene que ver con la decisión de vender los iPhone y iPad con 16 GB de almacenamiento base, y luego subir a 64 y 128 GB añadiendo 100€ más por cada escalón. Es algo que choca con lo que han hecho hasta ahora, y sobre todo, con lo que hacen otras compañías como Samsung, que comienzan en los aceptables 32 GB. Sobre esto y otros asuntos polémicos de la compañía de Cupertino ha sido preguntado Phil Schiller en The Talk Show, el podcast de John Gruber, según leemos en The Verge.

Los modelos básicos tienen 16 GB de almacenamiento.
Los modelos básicos tienen 16 GB de almacenamiento.

Gruber comentó que un espacio como 16 GB es problemático si tenemos en cuenta que cada vez las aplicaciones ocupan más, y que los vídeos tienen cada vez mayor resolución, por lo que realmente empieza a ser un problema grande. A esto, Schiller contestó justificando la nube como lugar para alojar fotos, vídeos y música. También afirmó que lo que ahorran en almacenamiento, se invierte en mejorar aspectos como la cámara. En mi opinión, hay varios puntos interesantes, y refutar esto no resulta complicado.

En primer lugar los precios de la nube de Apple son muy caros respecto a los de la competencia, y no necesarimente funciona mejor. El servicio gratuito es de tan solo 5 GB, por lo que no podríamos ni siquiera hacer una copia de seguridad con archivos de gran tamaño. Por otra parte, los costes de la memoria son muy pequeños, y más si hablamos de una empresa como Apple, que aplica como nadie una gran estrategia de economía de escala. No hay duda sobre la calidad de los componentes del iPhone, pero no tiene por qué verse reducida gastando unos pocos dólares más en mayor capacidad, como Samsung, Sony o HTC. Como ya dije, mantener los 16 GB me parece una gran decisión empresarial, pero bastante mala de cara al usuario.

iphone

Phill Schiller también fue preguntado sobre la relación entre la autonomía de los iPhone y la fijación de la empresa por hacer productos más y más finos, a lo que contestó que "si quieres un producto más grueso con una mayor batería, también pesará más, costará más y tardará más en cargar". Como usuarios agradecemos productos más finos y ligeros, pero siempre guardando un equilibrio. Reduciendo el grosor cada dos años, a Apple no le da tiempo a optimizar lo suficiente los componentes, sobre todo teniendo en cuenta que aumentan el tamaño sin aumentar apenas los miliamperios (salvo en el 6 Plus). A lo de la carga no le veo sentido, teniendo en cuenta propuestas como la carga rápida de Qualcomm o Samsung.

MacBook 2015

Por último, habló del nuevo MacBook. Pese a que reconoce que "no es para todo el mundo" afirma que "la compañía tiene que tomar riesgos, y lanzar productos de cara al futuro que impulsen el mundo hacia él". Según Schiller, "esa es la Apple que desea, atrevida, arriesgada y agresiva".