Al final no importan todas las especificaciones técnicas de un nuevo smartphone, y a muchos usuarios les da igual cuántos núcleos tiene el procesador de su dispositivo con tal de que éste haga que el sistema sea fluido. Podemos ver esta corriente de pensamiento especialmente en el terreno de la fotografía, ya que **la cifra que buscan la mayoría de los usuarios son los megapíxeles**, sin profundizar en otras partes fundamentales de la cámara.

Huawei lo tiene claro, y al igual que la marca, en este artículo nos centraremos en el interior de la cámara del nuevo Huawei P8, un dispositivo que se ha centrado en **mejorar la calidad en aquellas condiciones donde otros flaquean**, y no en dar mínimos pasos de mejora en las situaciones proclives donde todas las cámaras funcionan de una forma óptima.

Condiciones de luminosidad variable (atardecer) – Huawei P8

Comenzamos con una escena al atardecer para ver cómo se comporta el dispositivo en **situaciones de luz variable**. Como podemos observar el resultado es muy positivo, contamos con un gran nivel de detalle, la lente capta la luz de forma uniforme y la compone con una reproducción de colores muy natural, uno de los aspectos en los que más ha trabajado la compañía.

Pasamos ahora a un par de imágenes tomadas en **condiciones óptimas de luminosidad** pero centrando la atención de la lente tanto en el objeto en primer plano de la primera fotografía difuminando el paisaje de fondo como de viceversa en la segunda toma.

Primer plano enfocado, fondo desenfocado – Huawei P8
Primer plano desenfocado, fondo enfocado – Huawei P8

En **situaciones de baja luminosidad**, pero no nocturnas, la cámara del Huawei P8 sale airosa manteniendo el ruido a raya y captando un más que correcto nivel de detalles, así como una realista reproducción de colores gracias al funcionamiento conjunto de sus tres tecnologías: RGBW, ISP, OIS.

Condiciones de baja luminosidad (anochecer) – Huawei P8

La combinación del estabilizador óptico y la lente de **13 megapíxeles** que incorpora el Huawei P8 forman una unión casi perfecta que da lugar a fotografías como esta, con un cielo azul carente de ruido y una reproducción de colores de primer nivel.

Condiciones de luminosidad óptimas – Huawei P8

Huawei no ha querido olvidarse de una de las últimas revoluciones en cuando a fotografía móvil, los selfies, por ello el P8 incluye el **modo «mejorar selfie»**, en el que entra a funcionar el software junto con la lente frontal de 8 megapixeles para reconocer nuestro rostro y destacar nuestras características más atractivas.

Modo «mejorar selfie» activo – Huawei P8 (Original)

A cortas distancias el P8 también destaca: observad el desenfoque paulatino que genera el dispositivo a medida que nos alejamos de la planta situada en primer plano, un desenfoque distinto para la planta en segundo plano y diferente al fondo completo de la fotografía.

Primer plano/ cortas distancias – Huawei P8

Esta imagen no tiene sentido sin la historia detrás de la misma: la fotografía de la planta que captamos se tomó con la **opción de disparo rápido** haciendo doble clic en el botón de volumen bajo con el dispositivo en reposo en **menos de 1.2 segundos** con un enfoque automático que funcionó a la perfección. Nada mal.

Velocidad de captura – Huawei P8

Un recorte de una fotografía vertical tomada al Big Ben durante la presentación del dispositivo en Londres. Aún siendo un recorte drástico, el nivel de detalle y calidad sigue siendo muy satisfactorios.

Recorte de fotografía «Big Ben» – Huawei P8

Para finalizar, usamos para situaciones nocturnas el **modo «supernoche»** que incorpora el Huawei P8: ajustando automáticamente las configuraciones de la cámara para tomar la mejor fotografía posible en condiciones de muy baja luminosidad. Sin ser perfecta, la cámara del Huawei P8 saca fotografías muy buenas en situaciones nocturnas, con buen detalle y captura de luz, manteniendo el ruido de la imagen en niveles mínimos.

Modo «supernoche» activo, condiciones nocturnas – Huawei P8
Modo «supernoche» activo, condiciones nocturnas – Huawei P8

Una vez más, vemos como el **estabilizador óptico** ayuda a tomar una imagen nocturna correcta en automático, aunque si queremos un poquito más de control podremos cambiar algunas de las opciones de la cámara del Huawei P8 como el ISO o el grado de exposición de la imagen.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.