Como muchos universitarios me he pasado gran parte de las últimos meses trabajando sin parar en mi proyecto de fin de grado, ese requisito que tenemos que pasar todos los universitarios españoles si queremos obtener el título. De ahí que si te pasas varios meses escribiendo en un único documento te entre algo de paranoia por tener múltiples copias de seguridad “por si acaso”.

Yo no he sido menos y a las opciones habituales de Time Machine y usar servicios en la nube como iCloud Drive le he añadido un toque de automatización con Hazel. Y es que con la regla que voy a explicar a continuación he conseguido que el programa cree una copia de la última versión de mi documento en las localizaciones que le he indicado cada vez que guardaba. De esta forma, cada vez que pulso CMD+S la última versión de mi trabajo se guarda en varios servicios en la nube y discos duros externos.

El proceso para crear la regla que haga copias de seguridad con Hazel no puede ser más sencillo:

  1. Añadimos la carpeta donde se encuentra el documento del que queremos crear una copia de seguridad a Hazel.
  2. Pulsamos el botón + para crear una nueva regla y la llamamos cómo creamos conveniente.
  3. En la sección de condiciones añadimos Name is y a continuación pegamos el título del documento que queremos copiar sin la extensión. Después añadimos una segunda condición que diga Date Last Modified did change.
  4. Ya en la sección de acciones elegimos copy y elegimos la localización en la que queremos que se copie. Salvo que queramos mantener todos los guardados del documento, debemos pulsar en la i de Options y elegir Replace the existing file para que no acabemos con decenas de copias del mismo documento.

En caso de que así lo queramos, podemos añadir varias acciones de copy para que el documento se guarde en múltiples localizaciones. Las localizaciones pueden ser cualquier carpeta o disco duro conectado a nuestro ordenador, por lo que podemos hacer que nuestro documento se guarde en Dropbox, un disco duro externo, iCloud y cualquier servicio que suba a la nube todo el contenido de una carpeta. Por supuesto, para que todo funcione debemos editar el documento de la localización original dado que si editamos alguna de las otras copias los cambios no se propagarán por el resto de copias. Tampoco podemos crear un sistema bidireccional de copias de seguridad (que haga copias de la última versión en el resto de localizaciones editemos donde editemos), puesto que con el sistema de reglas que hemos creado haríamos entrar a Hazel en un bucle en el que estaría copiando documentos sin parar.

Personalmente he tenido algunos problemas de rendimiento cuando tenía el documento guardado en la carpeta de Pages en iCloud Drive, puesto que Hazel no detectaba ningún cambio hasta que iCloud terminaba de sincronizar, pero por lo demás el truco funciona a la perfección.

Está claro que cómo sistema de copias de seguridad no es tan completo como Time Machine o Carbon Copy Cloner, pero si resulta bastante útil para aquellos periodos de paranoia extrema donde queremos asegurarnos que ese documento en el que hemos invertido tantas horas no se va a perder bajo ningún concepto.

Si aún no tenéis Hazel podéis comprarlo en la web de Noodlesoft por 29$.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.