Ya sea porque jubilamos nuestra cámara o adquirimos una nueva, el proceso para escoger la futura candidata no se antoja como algo fácil. Son muchas las opciones que tenemos en el mercado y eso provoca que la elección sea todavía más difícil.

Existen diferentes sistemas, cada uno con distintas características y peculiaridades. Por ello, a veces nos encontramos con una gran cantidad de variables y conceptos que pueden resultar algo abstractos para una persona que se esté iniciando en el mundo de la fotografía.

Es cierto que la mayoría de personas que adquieren por primera vez una cámara suelen tomar como medida estándar comprar la réflex más barata que está en el mercado. Es algo totalmente respetable, y seguramente sea un método que nos permita iniciarnos en el mundo de la imagen. Pero también creo que si realizamos un ejercicio de conciencia podemos atinar con aquella cámara que más se ajuste a nosotros, lo que sin ninguna duda nos permitirá ahorrar dinero a posteriori.

Por ello, vamos a intentar recopilar aquellas características en las que no deberíamos fijar antes de comprar una cámara. Obviamente, la importancia que le demos a cada apartado dependerá de nuestras propias exigencias con ese nuevo gadget.

Sistemas

Fujifilm XQ2-10

Para empezar, debemos tener en cuenta que existen diferentes sistemas de cámaras en el mercado. Personalmente, creo que actualmente se deben destacar 3 de ellos. Sin embargo, también tenemos cámaras de acción, como GoPro o bridges, estas últimas algo más en desuso debido a la aparición de los dispositivos sin espejo.

  • Réflex: el clásico sistema por espejo. La ventaja es que suele ofrecer una buena calidad a un precio bastante asequible. De hecho, ya hemos hablado de algunas de las mejores opciones por menos de 500€. En mi caso, barajaría este sistema en el caso de querer una gran cantidad de objetivos y una cámara para un uso más profesional, no para llevarla durante un viaje.

  • Mirrorless: aunque todavía existen algunos escépticos con respecto a su calidad, cada vez se está avanzando más al respecto. Actualmente, las cámaras sin espejo rivalizan e incluso superan a muchas DSLR, algo que unido a su menor peso y tamaño supone un gran punto a favor. Sería mi opción cuando busco una gran calidad en un dispositivo reducido pero sin tener que renunciar a la ergonomía, aunque existen mirrorless de muchos tamaños.

  • Compactas: puede que el mercado de smarphones haya perjudicado enormemente el sector de cámaras compactas, pero también están esas cámaras compactas avanzadas destinadas a un público más profesional, a aquel usuario que busca tener un gadget que quepa en su bolsillo pero que también le permita obtener grandes imágenes. Con anterioridad, también nos hemos encargado de repasar algunas de las mejores compactas del mercado. Creo que es una gran elección cuando necesitamos una cámara para nuestros viajes o que pueda ser transportada sin que sea un inconveniente.

Ergonomía

Sony A7 II

Puede parecer un apartado insignificante, pero la ergonomía que busquemos en una cámara puede ser determinante para el tipo de dispositivo que estamos pensando comprar. Por ello, la pregunta clave creo que debe ser: ¿qué tipos de fotos voy a hacer?. En base a eso, se podría realizar una balanza entre lo cómoda y lo transportable que es una cámara.

  • Transportable: dentro de este grupo metería a las cámaras compactas avanzadas y las mirrorless de pequeñas dimensiones, como la Panasonic GM5. Tener una cámara transportable no siempre implica renunciar a la calidad. No obstante, un gran rendimiento en un espacio tan miniaturizado es una gran labor de ingeniería que se verá reflejada en su precio.

  • Cómoda: me refiero a la comodidad de sujetar una cámara y sentir que ésta se adapta correctamente a nuestras manos. En este apartado incluiría las DLSR intermedias/avanzadas o aquellas mirrorless cuyos cuerpos se asemejan más a los que podríamos ver en cámaras réflex, como la Sony A7II.

Su interior

Sony A7 II 6

Llegamos al punto clave, uno de los más importantes para determinar la calidad. El término “calidad” es un poco difuso y abstracto, no se puede definir en base a un único elemento, sino que es el compendio de éstos los que configuran los buenos o malos resultados del dispositivo. De nuevo, en función de nuestras necesidades nos interesarán unas características u otras. Estas que señalamos solo son algunas de las principales:

  • Sensor: en las réflex suele ser sencillo, tenemos los sensores APS-C y los full-frame, pero la cosa se complica algo más cuando entramos en el terreno de las mirrorless y compactas. Tampoco vale la pena obsesionarse, simplemente debemos tener en cuenta que cuanto mayor sea el sensor, más cantidad de información tendrá nuestra fotografía. Sin embargo, existen cámaras Micro Cuatro Tercios que pueden llegar a ofrecer más calidad que una full-frame ¿a qué se debe? A que, como hemos mencionado, sus resultados también dependen de otros mecanismos. El tamaño del sensor es un indicador, pero no el único.

Créditos: Moxfyre
Créditos: Moxfyre

  • Enfoque: es recomendable tener en cuenta tanto la velocidad del enfoque como la distancia mínima a la que es capaz de tener un objeto en foco. En las cámaras con objetivos intercambiables tenemos la posibilidad de usar otra lente, pero en las cámaras de focal fija es un punto muy a tener en cuenta, ya que es la única lente que utilizaremos.

  • Sensibilidad: el tamaño del sensor también suele estar relacionado con la capacidad de ese dispositivo para soportar altas sensibilidades de ISO, aunque también dependerá de la capacidad que tenga la cámara para interpretar esa amplificación de señal lumínica. Por ello existe una gran diferencia entre modelos de réflex antiguas y cámaras como la Sony A7S, la cual permite emplear una sensibilidad mucho mayor con un granulado más fino. En este caso, lo más recomendable es que antes de comprar una cámara busquemos fotografías para ver cómo ésta se comporta a diferentes sensibilidades.

Para no extender demasiado el post, vamos a dividir en dos los consejos para comprar una cámara. En el siguiente artículo trataremos otras características también relacionadas con el interior de la cámara, como puede ser el procesado, o con los accesorios que también definen los resultados de ésta, tales como los objetivos que incorporamos.

Actualización: segunda parte