Tras una gran renovación visual de Android con Lollipop y las guidelines de Material Design, no eran pocas las cosas que aún echábamos de menos ver implementadas en el sistema. Desde meses antes de la celebración del Google I/O, y pese a que ya se comenzaba a rumorear que algunas de esas funciones esperadas estaban en el horno, la sensación era que sería una edición muy descafeinada. Y tras celebrarse, la opinión general incluso entre fans fue de decepción. A mí me parece un lanzamiento similar al de Lollipop. He pasado unos días utilizando Android M en un Nexus 6, y ya no puedo volver atrás.

Novedades Android M

Backup y restauración

copia de seguridad

Sé que me he repetido mucho con este asunto, pero Android no contaba hasta ahora con un sistema de backup decente, y es algo que llevamos queriendo tanto tiempo como optando por Titanium Backup para solucionarlo. Puede no ser algo imprescindible para todo el mundo a corto plazo, pero para los que tenemos que cambiar mucho de terminal por pruebas, el nuevo sistema es una delicia, pese a que Google no lo presentó en la Keynote. Partimos de que las aplicaciones usarán 25 MB como máximo, y será un espacio que no restará al nuestro personal de Drive. Es una información encriptada, y en principio, no accesible por el usuario. La pega es que finalmente necesita que las aplicaciones se actualicen para ser más compatibles con Android M, por lo que hasta ayer no pude probarlo con una de ellas.

Hice reseteo de fábrica al Nexus 6, y al volver a instalar todas las aplicaciones automáticamente, mi sorpresa fue que algunas de ellas ya habían iniciado sesión en sus respectivas cuentas. Desinstalé e instalé y lo confirmé, el backup y la restauración han llegado, y es invisible. Que yo haya podido comprobar, Instagram, Slack, Trello, Relay for Reddit son aplicaciones que ya han implementado la función. Pero además de esto, el sistema recuerda de una vez para otra el launcher que tenía en la instalación anterior, es decir, que también se registran configuraciones de sistema. De verdad, es un cambio enorme en la plataforma.

Deep links

Deep links funcionan

Otro de los eternos problemas de Android (en iOS era incluso más grande por la inexistencia de apps predeterminadas). Abrimos un enlace de Instagram, y el sistema nos pregunta si deseamos abrirlo con Instagram o el navegador, en el caso de Android M, Chrome. Ahora, gracias a los deep links, el sistema abre directamente la aplicación relacionada con el enlace que estamos pulsando, algo que agiliza mucho el proceso de abrir enlaces, y sobre todo nos lleva directos a la acción. Añadir a esto que el usuario puede desactivar este comportamiento, ya que cabe la posibilidad de que se tengan dos clientes de Twitter, y se prefiera que los abra uno no oficial.

Mayor control por aplicación, en cada aspecto

Android M control por app

Otro aspecto que nunca me ha gustado de Android ha sido el control que el usuario tenía sobre las aplicaciones. Para ser un sistema tan abierto, no se ofrecía, por ejemplo, una manera de revocar el acceso a la ubicación por cada aplicación. Ahora se ofrece, y no puedo sentirme más contento viendo lo que voy a ahorrar en batería desactivando la ubicación de muchas apps. Como se ve en el gif, ahora también es posible controlar qué aplicaciones hacen uso de las notificaciones flotantes de la parte superior, aunque si las desactivamos tampoco conseguimos exactamente el comportamiento de sistemas como Android 4.4 Kit Kat.

Android M control de apps

Dentro del apartado que vemos de batería, también podemos controlar qué aplicaciones queremos que adquieran las novedades de gestión de energía de Android M, pues puede haber casos en que la app no responda bien, y se necesite que esté siempre rindiendo sin retrasos.

Doze

Es la evolución natural de Project Volta, el ambicioso intento de Google por mejorar la batería en Android 5.0 Lollipop, que por cierto, quedó en intento. En Android M se promete un sistema robusto, que se activa cuando el sistema detecta que no hacemos uso del smartphone o tablet en un período largo. Este modo deshabilita el acceso a la red de las aplicaciones, salvo que la aplicación reciba un mensaje de alta prioridad de Google Cloud Messaging. Las aplicaciones tampoco podrán mantener el dispositivo despierto (con pantalla apagada), y también se deshabilitan escaneos de red y tareas de sincronización.

Captura de pantalla 2015-06-11 a las 11.22.12

De manera adicional a este modo llega App Standby, que es algo más parecido a Greenify, y podríamos decir que hiberna aplicaciones que no lanzamos en unos días, de tal manera que no consuman recursos y batería en segundo plano. Se puede desactivar con las optimizaciones de batería que comentaba antes. En mi caso, utilizando ambas opciones, he conseguido que, estando el Nexus 6 con la primera preview, el consumo en reposo sea ínfimo. Con uso intensivo no he notado de momento mejoría, pero queda mucho tiempo hasta que se lance la versión final.

Pequeños cambios fundamentales

Más allá de grandes cambios, son pequeños detalles los que marcan que, en el día a día, la experiencia de usuario sea cómoda y amigable. En este sentido, Android M me parece, por todo lo anterior, una de las mejores versiones de la corta historia de Android. Dentro de esos pequeños cambios, encontramos algunos de los que repaso a continuación.

Volumen

  • Control completo del volumen. No es nada nuevo. Google implementó en tablets la posibilidad de expandir el panel de sonido más allá del modo que estuviésemos usando en el momento, particularmente cómodo para controlar el volumen multimedia y el de alarmas. También llega a Android M el modo de silencio total (dejando activo el volumen de alarmas) que se eliminó con Lollipop.

No molestar

  • Modo no molestar: Algo muy básico que se podía implementar con aplicaciones de terceros pero que el sistema no tenía totalmente integrado, y que se agradece. Si te sientes con tu Android como Javier Lacort con su iPhone, te recomiendo que uses esta opción.

nexus 6 drawer

  • Scroll vertical en el launcher: Tras Gingerbread, Google cambió el sentido del scroll del cajón de aplicaciones de vertical a horizontal, y ahora volvemos al vertidal de nuevo. Pese a este cambio, que me gusta, veo que con el nuevo sistema queda desaprovechado mucho espacio en la pantalla. Seguiré con Nova Launcher, mi favorito.

Temas y UI tuner

  • Tema oscuro y modificaciones de interfaz: Los amantes de los fondos oscuros y de los paneles AMOLED están de enhorabuena. En Android M, entrando en ajustes de desarrollador podemos cambiar el tema de claro a oscuro, algo inédito hasta ahora salvo en ROMs y que cambia con RRO. Es un modo que también se incluye en las guías de diseño de Material Design. También podemos reordenar los ajustes rápidos, aunque en mi caso tras probarlo una vez, se cierra inesperadamente. Personalmente, la combinación de colores del modo oscuro no me termina de convencer.

Android M, el sistema más esperado

Mi conclusión con Android M es clara: necesito tener ya todas sus funciones. Tras años y años de demandas, Google trae, por fin, el sistema operativo que sus usuarios merecían. Se le criticaba que AOSP no era muy personalizable, y aquí podemos gestionar apartados que van desde la autonomía a la conexión entre aplicaciones, pasando por cambiar el colorido de la interfaz. El nuevo sistema de backups y el control de permisos son cosas tan imprescindibles que, la espera para poder volver a tenerlos en un terminal no Nexus será muy larga. Usuarios que no necesitaran todas las nuevas opciones, no tendrán problema alguno, pues todo está más o menos escondido para que sólo las use quien las vaya a aprovechar.

Como el nuevo iOS 9, Android M no es revolucionario, pero todo lo que añade marcará nuestra experiencia en el día a día

Realmente, creo que tras esta grandísima actualización, Android, al igual que iOS, tiene poco margen de mejora en el sentido funcional. Han alcanzado un grado de madurez muy alto que hace que lo que quede sean problemas menores. Sí que sigo viendo en Android M, y es palpable jugando con deep links, que el botón "Atrás" sigue sin estar bien diseñado y es muy inconsistente. Por lo demás, es un sistema que se puede usar en el día a día (sólo he tenido problema con stickers de Telegram y Evernote).

Si no tenéis posibilidad de instalar Android M, os recomiendo probar estas aplicaciones que replican sus funciones.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.