Cuanto más uso y leo sobre Android M, más crecen mis ganas de el sistema llegue al momento de su lanzamiento final y a que las marcas comiencen a actualizar sus terminales a él. Sin embargo, para ello aún queda mucho, y habrá que esperar todavía más para que su cuota de mercado sea considerable. Los cambios que introduce se han pedido durante mucho tiempo, pero en realidad hablamos de funciones sencillas, que tampoco eran desconocidas para usuarios avanzados y acostumbrados a lidiar con el acceso root, Xposed y ROMs personalizadas. Os dejo una lista de utilidades con las que podréis replicar algunas de las mejores funciones de Android M.

  • Sistema de permisos. Personalmente, creo que es la función que más aprovecharán muchos usuarios, y tiene consecuencias directas en el consumo de batería, y, sobre todo, en nuestra gestión de la privacidad. En este caso, tengo varias recomendaciones. Si tenéis un smartphone con Android 4.3 Jelly Bean, que aún es el caso de muchos usuarios, os recomiendo App Ops, que es un acceso directo a una función oculta que Google implementó en esa versión. Si estáis en Kit Kat o Lollipop, os tendréis que rootear para acceder a la función. Si sois usuarios de Xposed Framework, os recomiendo instalar el módulo XPrivacy.

  • Mejor gestión de la energía y control por app: Con Android M se estrena Doze, una función encargada de controlar que el móvil entra en deep sleep de forma efectiva, lo que reduce mucho el consumo en reposo. Como añadido, también se incluye un modo de control por aplicación manejable por el usuario. Es decir, podemos elegir qué apps queremos que hagan uso del nuevo sistema e hibernen y cuáles no. Es una función que recuerda a Greenify, que ya puedes instalar en tu teléfono.

  • Mejor modo no molestar: En Lollipop existe un modo para evitar interrupciones, pero no era tan avanzado como hemos visto en iOS o en capas de personalización en Android. En Android M se ha mejorado y es muy personalizable, pero también puede serlo en versiones anteriores del sistema con aplicaciones como ¡Silencio, no molesten!.

  • Modo silencio real y controles extendidos: Antes de Lollipop podíamos poner el móvil completamente en silencio, es decir, sin que ni siquiera se activara la vibración cuando recibiéramos notificaciones. Ahora, con Android M vuelve el modo silencio, y me gusta recordaros que en Lollipop también podemos silenciar si nos ayudamos de aplicaciones como SoundHUD. Con Xposed podemos instalar el módulo True Silent Mode.

  • Gestión de aplicación asignadas a enlaces: Android M soluciona el problema que siempre hemos tenido en Android seleccionando las aplicaciones por defecto. Ahora se ha integrado en el sistema una función que reconoce los enlaces y los asigna directamente a las aplicaciones, y es controlable por el usuario. Es muy bueno y nos evitará clicks o taps innecesarios. Si quieres disfrutar de algo así en sistemas anteriores, debes intalar Fliktu, por esa y por el resto de sus increíbles funciones.

Como vemos, es posible replicar con bastante calidad ciertas funciones de Android M. Si contamos con una ROM como CyanogenMod, probablemente ya contáseis con estas y otras opciones desde hace tiempo, y creo que a la comunidad hay que agradecerle mucha de la innovación que hoy vemos en Android. De hecho, considero que Android M trae un nivel de personalización comparable al que la comunidad ha mostrado con las ROMs. Todo un hito.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.