Un año más, Ford vuelve con uno de los principales eventos solidarios sobre cuatro ruedas que se realiza en España: las 24 horas de Ford, que se celebrarán los días 10 y 11 de julio en el madrileño circuito del Jarama.

Con esta edición ya serán doce las que se han realizado y en esta ocasión habrá un total de 120.000 € a repartir entre ocho proyectos liderados por ocho ONGs.

Estas han sido las entidades elegidas este año para disputar la carrera y su correspondiente proyecto:

Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA): Proyecto de atención psicosocial de emergencia a víctimas de accidentes de tráfico
Fundación Apascovi: Creación, equipamiento y desarrollo de un servicio de atención multidisciplinar para niños con necesidades educativas especiales y rehabilitadoras.• Fundación – Bobath: Proyecto para ofrecer educación y tratamiento integral a niños con parálisis cerebral con escasos recursos económicos.
Fundación Pequeño Deseo: Consolidación y apoyo a la delegación en Bilbao, de reciente creación, de esta fundación que hace realidad los deseos de niños y niñas enfermos crónicos o – de mal pronóstico con el fin de apoyarles anímicamente.
Aviación sin Fronteras: Proyecto centrado en Burkina Faso, uno de los países más pobres y con menor tasa de alfabetización del mundo. Contempla la entrega de becas y material escolar, premios de excelencia, apoyo a bibliotecas y comedores…
Juegaterapia: Estación Lunar. Una propuesta que busca transformar las habitaciones de Oncología Pediátrica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid en espacios sorprendentes y divertidos para los niños enfermos de cáncer que tienen que pasar largos ingresos para recibir sus tratamientos.
Fundación Aprocor: Proyecto de inserción laboral para discapacitados.

Según la propia compañía norteamericana, este evento conjuga dos elementos fundamentales de su ADN: la responsabilidad social y la competición.

Por experiencia propia, sabemos que es una carrera especial porque la búsqueda de la victoria no es por ego personal, sino para poder conseguir que el proyecto que lidera la ONG del equipo donde corres consiga el dinero para hacerlo realidad.

## La prueba

Para conseguir esta gesta, Ford ha desarrollado una prueba donde ocho vehículos parten de la línea de salida con una misma cantidad de combustible y ocho neumáticos. Cada equipo deberá dosificar lo mejor posible el combustible realizando una conducción ecológica, por lo que aquí la velocidad no es lo importante, y también los neumáticos durante las 24 ininterrumpidas que dura la carrera. Deben de turnarse todos los conductores del equipo y no pueden estar en pista más de una hora seguida, con lo que no puede hacer dos rondas seguidas un mismo conductor.

Ganará el que más vueltas consiga dar con la misma cantidad de combustible
Ganará el que más vueltas haya conseguido, por ello es muy importante conseguir un bajo consumo y una velocidad alta en pista, variables relativamente difícil de equilibrar. Uno de los detalles más curiosos es que en los equipos encontramos rostros populares, que de forma totalmente altruista prestarán su imagen y, a la vez, será los embajadores de cada equipo.

Este año el vehículo elegido para la carrera ha sido el nuevo Ford Focus ST diésel, un compacto deportivo con motor TDCi 2.0 de 185 CV y cambio manual de seis velocidades. Este automóvil presume de un comportamiento dinámico envidiable, con un tarado de suspensiones y una estética muy deportiva. Un vehículo perfecto para demostrar que la deportividad y los bajos consumos no deben de estar reñidos.

Este modelo incorpora la tecnología Ford SYNC 2 con control por voz y una gran pantalla táctil integrada en el salpicadero, que permite utilizar el navegador o controlar el climatizador mediante la voz o con un simple toque. También equipa la última generación de dirección asistida electrónica (EPASS, Electric Power-Assisted Sterring). Esta dirección es mucho más ligera para facilitar el aparcamiento en espacios limitados y más firme para garantizar un mayor control en vías rápidas.

Para rematar la carga tecnológica de este compacto deportivo, Ford le ha equipado con un avanzado sistema de control de estabilidad, denominado “estabilidad transicional electrónica”. Este sistema detecta los parámetros de estabilidad del vehículo y las órdenes del conductor, para poder reaccionar y responder de forma mucho más rápida y precisa en caso de cambio de carril o adelantamiento.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.