Lo hemos dicho y lo hemos repetido múltiples veces: Windows 10 tiene una pinta espectacular y es el símbolo de la nueva Microsoft comandada por Satya Nadella, unificando bajo el nombre Windows 10 todas sus plataformas. Sin embargo, como vemos a través del blog oficial de Windows, esto puede ocasionarles un gran problema.

Microsoft debería plantearse en unificar todas las nomenclaturas si quieren evitar confundir a los usuarios.Y es que Windows ha anunciado que la versión para smartphones y tablets de menos de 8 pulgadas pasará a llamarse Windows 10 Mobile, dejando atrás definitivamente el nombre de Windows Phone. Quizás para aquellos más veteranos el nombre les resulte familiar, y es que Windows Mobile fue la primera versión para dispositivos móviles que presentó Microsoft en el año 2000, y fue la precursora de la propia Windows Phone. Por tanto, volver de nuevo a este nombre no inspira demasiada confianza, sobre todo si recordamos que dicho sistema operativo nunca llegó a despegar.

Además, y no conformes con confundir lo suficiente con nombres, Windows 10 Mobile tendrá una división de la misma denominada Windows 10 Mobile Enterprise, disponibles para los clientes Volume Licensing y diseñada exclusivamente para empresas. Sin embargo, no parece haber muchas diferencias con respecto a la versión normal de Windows 10 Mobile ya que, en palabras que extraemos de su propio blog, ofrecerá la misma seguridad y productividad que su versión normal, añadiendo características orientadas a manejar las últimas actualizaciones de mercado. Así, también prometen tener en Windows 10 Mobile Enterprise la última seguridad y características que haya disponibles.

Ni Nadella ha podido evitar una de las peores cosas que tiene Windows: las caóticas nomenclaturas.
Ni Nadella ha podido evitar una de las peores cosas que tiene Windows: las caóticas nomenclaturas.

Todo esta rocambolesca situación se puede resumir en una frase: ¿Qué le pasa a Microsoft con las nomenclaturas? Ya no estamos hablando del resto de nomenclaturas de Windows 10 (habrá siete en total), sino de la situación dentro del terreno móvil. Ni Android, ni iOS, ni Firefox OS, ni Tizen hacen distinciones entre sus clientes normales y las grandes empresas, y hasta el momento Microsoft había hecho con Microsoft lo mismo. ¿Por qué este cambio de parecer? Este tipo de maniobras descompensan la expectación generada con las apps en Android e iOS en Windows 10 Mobile, pero supongo que no nos queda otra, y empezar a acostumbrarnos a la nomenclatura de los años 2000.

👇 Más en Hipertextual