La Fórmula 1 siempre ha sido considerada la categoría reina del automovilismo. El máximo exponente en innovación, en competición y en atractivo. Pero, en los últimos años, las medidas de la FIA han ido deteriorando progresivamente esa situación, llevándonos hasta su cumbre –la que vivimos hoy en día–, en la que la Formula 1 ha perdido atractivo incluso para muchos de los competidores.

Los repostajes en Formula 1 están de vueltaLa FIA y los diversos organismos encargados han apreciado esta situación. La Formula 1 estaba perdiendo su esencia, y eso perjudicaba al espectáculo de la competición. Por ello, de cara a 2016 y, sobre todo, a 2017, la FIA planea traer de vuelta los repostajes en Formula 1, hacer los coches más rápidos, traer el clásico sonido de los Formula 1 de vuelta (esos que tanto admirábamos en las épocas de los V10 e incluso los V8) y otorgar una mayor libertad a los equipos a la hora de elegir los compuestos de los neumáticos.

Pero, la pregunta que todos nos hacemos es: ¿será esto suficiente para reactivar el campeonato de Formula 1 en los próximos años? Esa es la pregunta que os planteamos esta semana en Hipertextual.

¿Son las nuevas medidas de la FIA suficientes para reactivar la Formula 1?

También repasamos los resultados de la pasada semana, en la que os preguntamos por el mejor smartwatch hasta la fecha. En esta votación resultó ganador el Moto 360 de Motorola, el cual cautivó a muchos usuarios con su diseño circular e invisible. Le sigue de cerca la propuesta de Apple, el Apple Watch, que poco a poco va haciéndose un hueco en la industria. Simultáneamente, en tercer lugar aparece el Pebble Time, la más reciente creación de los chicos de Pebble, los cuales han conseguido calar fuertemente en la industria de los wearables gracias a sus dos últimos modelos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.