Según podemos leer en BGR, Grooveshark ha vuelto y ya puede ser accedido desde otro dominio (que no enlazaremos por motivos legales). Al parecer, un usuario con el nick Shark escribió al citado medio avisando de que, conociendo que el cierre del servicio podía ser inminente, comenzó a hacer un backup de toda la música almacenada y logró respaldar un 90% del total antes de la intervención de las autoridades. En estos momentos estaría tratando de recuperar el 10% restante.

Recordamos que hace tan solo unos días, Grooveshark decía adiós a través de un comunicado en el que pedía perdón públicamente por haber estado ofreciendo música sin haber llegado a un acuerdo total con las grandes discográficas. En ese anuncio, incluso llegaban a recomendar otros servicios de música en streaming legítimos, como Spotify, Deezer o Rdio.

Si no hubieran cesado su actividad de manera inminente, un juez dictaminó que podían haberse llegado a enfrentar a una sanción de unos 736 millones de dólares. A cambio de ese comunicado y de ese fin inmediato de la actividad, entre otras cosas, la compañía no tuvo que pagar multa alguna, pero se dejaba claro que, si se incumplía el acuerdo, tendrían que abonar unos 75 millones de dólares, situación que podría darse con la aparición de este nuevo dominio.

Cuando preguntaron al usuario cómo pretendían seguir adelante si ya el servicio fue declarado ilegal, su respuesta fue: "tenemos todos los servidores y dominios preparados; va a ser como una montaña rusa, pero estamos listos". Por tanto, todo parece indicar que la intención de este usuario, del que se desconoce si tiene relación directa con Grooveshark, es ir cambiando el dominio a lo The Pirate Bay para tratar de sobrevivir el máximo tiempo online. Eso sí, que nadie dude que será cuestión de tiempo que Grooveshark deje de estar disponible.