Desde el lanzamiento de la versión para PC de Grand Theft Auto V la polémica sobre los mods ha estado servida. Sorprendía, tal y comentábamos en nuestro análisis, encontrarse con que Rockstar no solo ofrecía ningún tipo de facilidad a los creadores y desarrolladores de este tipo de contenido si no que trababa el acceso a los ficheros necesarios y la posterior implementación en el juego.

Pese a llegar un año y medio más tarde, la versión de PC no cuenta con API oficial para mods Tras más de año y medio de espera, lejos queda Grand Theft Auto V en términos de accesibilidad con respecto a mods de lo que cabría esperar de una compañía como Rockstar y un juego como este, máxime con los antecedentes de GTA IV, uno de los títulos con más contenido creado por los aficionados de los últimos años. Mientras Bethesda, CD Projekt, Valve o multitud de estudios indies ofrecen herramientas propias de desarrollo e implementación de mods, Rockstar parece hacer oidos sordos de los deseos de la comunidad. Y, al fin y al cabo, hablamos de uno de los principales atractivos de jugar en PC.

Pero la polémica no quedó en las decisiones tomadas por Rockstar previas al lanzamiento, claro. Con el juego en la calle no tardaron demasiado en ver la luz ciertas modificaciones que, entre otras cosas, permitían alterar la hora del día, el clima o hacer aparecer cualquier vehículo. Hablamos, sobre todo, de dotar de una interfaz más accesible y directa a las posibilidades que ofrece la consola de comandos de la versión de ordenadores.

Con el paso de las semanas hemos empezado a ver mods más trabajados y con una mayor incidencia en el juego: desde armas que disparan vehículos hasta la posibilidad de convertir nuestro personaje en un mono pasando por transformar a todos los habitandes de Los Santos en strippers. Y, a su vez, ciertas modificaciones, o en este caso cheats o trucos, empezan a dejarse ver en la modalidad online del título.

Ahí es cuando Rockstar fue tajante declarando que no permitirían este tipo de modificaciones. Una decisión obvia ya que la inmensa mayoría de los cambios vistos en GTA Online llegaban con el fin de desequilibrar las partidas y, a la postre, hacer trampas con todo lo que ello conlleva. Como decimos, es totalmente lógico que desde Rockstar trabajen con el objetivo de no permitir este tipo de acciones.

El problema viene cuando en uno de los últimos parches de corrección de errores, en el que se introducían arreglos para no permitir el uso de ciertos mods que permitían contar con munición infinita o ser invulnerables en GTA Online, también se inutilizaban multitud de modificaciones desarrolladas para el modo singleplayer del juego.

Esto es GTA IV. El poder de los mods en un juego de 2008.

La compañía no tardó en declarar que "siempre hemos apreciado los esfuerzos de la comunidad modder y jamás olvidaremos mods como "Zombie Invation" o "Original GTA Map" en GTA IV. Para ser concisos, nuestra política de mods no ha cambiado ni un ápice respecto a GTA IV.” y se dejó claro que no había sido más que un pequeño error que se encargarían de solventar. Pero, de nuevo, el problema persiste cuando aún varias semanas después de lo ocurrido son muchos los mods centrados en el modo para un jugador que no han vuelto a ser funcionales.

En GTA Online se prohíbe cualquier modificación salvo las estéticas

¿Por qué desde Rockstar se habla de un apoyo a las modificaciones y los modders pero los hechos demuestran todo lo contrario? ¿Por qué no contentar a la comunidad de jugadores de PC con lo que tantas y tantas compañías han hecho hasta el momento? ¿Por qué desaprovechar así una de las principales ventajas de los videojuegos en PC y que nos permitió ver lavados de cara como el iCenhancer de GTA IV?

Son muchas las dudas que a uno le surgen viendo actuar a la que es una de las compañías más importantes y, sobre todo, mejor valoradas de la industria. Es obvio que la protección y las restricciones a este tipo de contenido en la modalidad online del título deben existir pero un servidor no se explica que esto también ocurra con el contenido para un jugador.

Sea como fuere, el intentar prohibir este tipo de contenido es como pretender ponerle puertas al campo. Siempre va a haber, de una forma u otra, gente que evite las restricciones y pueda desarrollar mods como los ya citados y que siguen llegando paulatinamente. Algunos como Angry Planes y Noclip incluso, levantando polémica al venir acompañados de malware y spyware con todo lo que ello conlleva, contándose por cientos los usuarios afectados.

No sabemos cómo seguirán los hechos pero no parece que Rockstar esté dispuesta a dar su brazo a torcer en lo que a mods en Grand Theft Auto V respecta. Por mi parte, espero que el tiempo nos permita ver mods en GTA V con la misma repercusión y envergadura que los vistos en otros juegos como Morrowind, Half-Life o Left 4 Dead.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.