Según una reciente publicación del diario "Bild", los informes muestran que el copiloto del Airbus 320 de Germanwings estrellado en los Alpes habría intentado un rápido descenso en un vuelo anterior de Dusseldorf a Barcelona el mismo día del accidente. Sin embargo, este descenso habría acabado con normalidad y el vuelo llegado a Barcelona sin problemas. No obstante, el informe también señala que no existe ninguna razón aeronáutica para que el copiloto ejerciera este descenso. Los investigadores no dan razones del porqué ni se aventuran a sacar conclusiones precipitadas. Sin embargo, hay varias preguntas No existe ninguna razón aeronáutica para el descensoque nos hacemos y que, seguramente, se resolverán durante la investigación.

En primer lugar, ¿dónde estaba el piloto durante este descenso por parte del copiloto? ¿Esta acción fue un primer intento de suicidio, suponiendo que este sea el motivo del accidente? Si así fue, ¿nadie se percató de nada? Las preguntas no son baladíes pues, aunque ya es demasiado tarde, siempre quedará la pregunta de hasta qué punto se pudo haber evitado el desastre que mató a 150 personas. Recordamos que hasta ahora, se han encontrado evidencias de que el copiloto de Germanwings buscó durante las semanas anteriores información sobre suicidio y métodos para bloquear la cabina del avión. Ahora, los mayores esfuerzos en la investigación, de hecho, están puestos en saber qué y cómo pasó con la única intención de poner medidas para que no se vuelva a repetir un trágico suceso como este.