En febrero de este año un jurado en los Estados Unidos encontraba a Ross Ulbricht culpable de conspiración y actividad criminal por su relación con el mercado negro de sustancias ilegales que operaba en la Deep Web: Silk Road. Ulbricht se enfrentaba a una sentencia mínima de 20 años en prisión, y dado que este tipo de cargos no tienen posibilidad de pena de muerte se le ha sentenciado a la segunda peor cosa: pasar el resto de su vida en prisión.

Silk Road fue cerrado en octubre del año 2013 por el FBI y la Interpol, en este mercado negro se vendían desde drogas hasta armas de fuego, gracias a el anonimato de la red Tor y la oscuridad de la Deep Web. La fiscalía estimó que Silk Road manejó aproximadamente 200 millones de dólares en drogas, y es posiblemente esta exorbitante figura la que jugó el rol principal en la sentencia.