[**Android**](http://hipertextual.com/tag/android) ha evolucionado mucho en un tiempo relativamente corto. Lejanos quedan los días en los que vimos el primer Android, ese HTC G1 con un diseño bastante pobre y una interfaz híbrida de táctil y teclado. Desde entonces, muchos que ayudaron a crear y llevar a Android donde está actualmente y se han ido, y otros han venido para ocupar su lugar y redireccionar Android hacia la dirección actual. Por ello, con dicha evolución, muchas personas parecen tener problemas distinguir entre una capa de personalización de un fork de Android dado que **ambas cambian Android, pero no de la misma forma.**

Pero antes, debemos hacer una aclaración sobre la definición de fork: un fork es una creación de un proyecto en una dirección distinta de la principal u oficial tomando el código fuente del proyecto ya existente e incluyendo código propio en el mismo. Por lo tanto, y escrictamente hablando, **no se puede afirmar que exista ningún auténtico fork de Android**, dado que ninguno de los proyectos existentes que deriven de Android están tomando un camino radicalmente distinto a lo que Android en su núcleo establece. Sin embargo, y por no complicar aún más la situación con más terminología, consideraremos fork como término correcto en lugar de lo que sería en realidad: un derivado.

Una vez aclarado todo esto, hablemos del «fork» de Android más famoso de todos: **Fire OS**, disponible en el Fire Phone y las Fire HD. Como ya contamos en otro artículo, Amazon decidió confiar en su propio ecosistema antes que depender del que proporciona Google pero, ¿eso significa que Fire OS es como es en verdad Android? Es decir, ¿si decidiéramos quitar todos los servicios de Google y dejar Android en los huesos, es así como sería en realidad?

No, Android no es así en realidad. Fire OS, pese a ser un fork en cuestiones de operabilidad, también cuenta con una capa de personalización propia para distinguirse en la parte más fácilmente identificable por los usuarios: **la interfaz**. Más allá de entrar si dicha capa es bonita o funcional, Fire OS es el ejemplo que más se aleja de lo que identificamos Android como tal, tanto visualmente como funcionalmente y, sin embargo, no deja de ser el sistema operativo desarrollado por Andy Rubin hace ya casi una década.

Sin embargo, Android en sí es muy famoso y rápidamente identificado por muchísimas personas, por lo que dejar de lado esta baza puede ser un error, y compañías como CyanogenMod se aprovechan de esto dando productos con muy buenas críticas como [**CyanogenMod 12S**](http://hipertextual.com/2015/04/cyanogenmod-12s-cm12s-opens-one-prueba). Sí, ya sabemos que CyanogenMod actualmente sigue con aplicaciones de Google oficiales instaladas aparte, pero la compañía comandada por **Steve Kondik** ya ha reiterado en múltiples opciones su deseo de distanciarse de Google y su jardín vallado.

Luego está la otra cara de la moneda: las capas de personalización. Dentro de lo que Google tolera encontramos muchas y diversas interpretaciones de cómo debería ser Android según cada fabricante: encontramos el colorido TouchWiz, el sobrio Evolution UI de Sony, el elegante de HTC, el prácticamente inexistente de Motorola… **todos creen llevar la razón en una pelea en la que nunca habrá un vencedor**. Siempre habrá defensores y detractores de las diferentes capas, y puede que haya personas que pasen a defender otra capa diferente, pero la conclusión es la misma: nunca habrá un consenso sobre lo que debería ser Android visualmente, y mientras no haya consenso, seguirá habiendo confusión.

TouchWiz ha calado tanto en la mente de las personas que muchos ciudadanos de a pie desconocen que en realidad es Android.

Por tanto, y como dice el dicho, **el diablo está en los detalles**, por lo que no hay ninguna forma clara ni regla sencilla de distinguir para todos los casos entre una capa de personalización y un fork de Android. Cada caso debe ser tratado de forma individual, y también depende del cristal desde el que miremos. Podríamos perfectamente considerar Android como un fork de Linux, y todo lo que viniera de ahí serían subproductos de Android. Quizá con esto no haya dicho nada demasiado novedoso, pero os aseguro que muchos usuarios de a pie desconocen que su tablet Kindle, su smartphone Xiaomi o incluso su smartphone Galaxy tienen todos el mismo sistema operativo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.