Estuvimos en Roma para conocer un poco más de cerca el nuevo Ford Vignale Mondeo, la apuesta de la marca estadounidense por la gama alta, el lujo y el producto aspiracional. ¿Es solo un Mondeo hipervitaminado? Estas son las claves para entender la nueva familia Vignale:

Ford reinventa su marca

Tradicionalmente, Ford ha tenido una posición intermedia en el mercado automovilístico. Su intención siempre ha sido disminuir las barreras de entrada para poder comprar un coche, todo ello sin renunciar a determinadas características que le diferenciaron muy bien de los vehículos de gama baja. Aunque cuente en su catálogo con el clásico Mustang, que ejemplifica como el que más lo que es un coche aspiracional, Ford se dio cuenta de que tenía un hueco en su oferta: el mercado de lujo. Vignale nace para cubrir esa ausencia, pero también como aperitivo de lo que Ford quiere ser como marca en el futuro. Está caminando hacia una dirección que aboga por lo refinado, lo elegante y lo innovador.

Si tenemos en cuenta que el nuevo Ford Vignale Mondeo se puede comprar a partir de los 39.000 euros (unos 45.000 dólares), no estamos hablando del lujo de Lamborghini, Bugatti o Rolls-Royce pero, sin duda, entra de lleno en la gama alta. ¿Cómo se está intentando posicionar aquí? Como una marca lifestyle en la que el motor es solo un pretexto para ser 'cool'. He aquí un ejemplo:

Esto se refuerza con la atención al detalle. Para que nos hagamos una idea, cada Vignale Mondeo que se pone a la venta es revisado manualmente por un equipo de varios profesionales que comprueban la calidad del acabado, la suavidad de la tapicería, la buena disposición del ensamblaje, etc. ¿Una curiosidad? Todo este proceso se lleva a cabo en el denominado Quality Center en Valencia, España.

La tecnología para el confort

Algunas compañías todavía siguen jugando en la liga de los caballos, la potencia del motor, el consumo de carburante o el tipo de tracción que montan los vehículos, pero Ford ha sido una de las primeras en cambiar de estrategia. Si quieren posicionarse como marca lifestyle, no tenía sentido seguir enfatizando las revoluciones y el resto de detalles técnicos. Es aquí donde vieron que la tecnología podía ser utilizada como algo más. Entendieron que ya no se trataba de poner la tecnología a disposición del usuario, como mera herramienta, sino que debía ser un medio para la comodidad, el confort e incluso la seguridad.

En el nuevo Vignale, los asientos son de un cuero de primera calidad que 'respira'. De hecho, están diseñados como si fueran unas branquias, lo que hace que evadan el calor y humedad para que viajar sea más cómodo. Pero es que, además, están calefactados y pueden darte un masaje.

Interior del nuevo Ford Vignale Mondeo

Hay muchos otros detalles que observar dentro del Vignale, pero otro de los que nos llamó la atención fue la cancelación activa de ruido. Mediante tres micrófonos ubicados dentro del vehículo, es capaz de escuchar el ambiente que hay para controlarlo si es demasiado ruidoso. El resultado es una cabina aislada en la que puedes disfrutar de la conducción, de la música o del mayor silencio posible cuando estás en carretera.

La experiencia de usuario

Reconociendo que se inspira en marcas como Apple, Nespresso o Harley Davidson, Ford ha decidido darle prioridad a la experiencia de usuario, especialmente una vez que el usuario ya ha comprado. Quieren acabar con conceptos como 'servicio de atención al cliente post-venta' y, en su lugar, pretenden sustituirlo por una relación cercana y continua con el cliente. Para ello, han implantado el concepto de Ford Store (Apple Store, ¿alguien?), lo que implica la remodelación de los mayores concesionarios Ford para que sigan una serie de patrones en diseño, instalaciones y formación de personal. Nos contaron que en las próximas semanas ya habrá 200 tiendas preparadas (30 de ellas en España) y preven que serán 500 a finales de 2016 (40 en el caso de España).

En estas Ford Stores habrá asesores dedicados a cada cliente de Vignale (que, por cierto, sólo se podrá comprar en estas tiendas) y habrá servicios como la puesta a punto o la restauración total a fábrica con la ventaja de que la propia Ford se encargaría de recoger y devolverte el coche donde le indiques. Habrá también una app exclusiva para clientes Vignale y, por supuesto, atención disponible las 24 horas al día.

--

El nuevo Ford Vignale Mondeo podrá comprarse en Europa a partir de julio de este año por un precio base de 39.000 euros. Hay varios modelos (sedán diesel, sedán híbrido, sportbreak bi-turbo y sportbreak diesel 4x4) y estará disponible en cuatro colores: Nocciola, Gris Magnético, Negro Grafito y Blanco Platino.

A finales de 2015 habrá una nueva incorporación a la familia Vignale.

Más info en la web oficial de Ford.