Gracias a la gran oleada de trabajadores que del campo que emigraron a las fábricas de China en los últimos 30 años, la nación se convirtió en el mayor fabricante del mundo. Es probable que todos los gadgets que tengas a tu alcance estén hechos total o parcialmente allí. Es tal la demanda y el crecimiento del mercado de la electrónica de consumo, sobre todo el sector móvil, que las grandes empresas chinas comienzan a tener problemas para encontrar suficientes trabajadores. Y los salarios de los pocos trabajadores libres que encuentran se han multiplicado hasta 5 veces en la última década.

Las grandes corporaciones y el gobierno chino están respondiendo con la introducción de robots. El objetivo es que se siga aumentando el ritmo de producción sin afectar a la tasa de empleo. A diferencia de los países europeos, China ha comenzado hace relativamente poco su 'revolución industrial' y, es ahora, cuando gracias a todo el capital que llega, cuando el número de jóvenes que entran a la universidad crece cada año. Unamos una clase media-alta cada vez más grande junto a la ley gubernamental de sólo poder tener un hijo. No hay trabajadores suficientes para tan inmensa demanda.

foxconn_2181066b

Traslademonos al presente, a las fábricas de Foxconn. El titánico fabricante dispone de más de 50.000 'empleados' autómatas, pero mantiene a más de un millón de trabajadores en China (hay fábricas en muchos países y su sede es en Taiwan).

El desafío que implican estos robots en la producción de gadgets tan complejos como un smartphone hoy en día es enorme. La precisión debe ser altísima y el indice de error mínimo para poder producir en masa y sin retrasos lo que demandan los clientes de todo el mundo. Estos robots se llaman Foxbots. Su misión es acelerar los procesos de fabricación y aliviar la subida de costos en concepto salarial y disputas laborales. Obvio es además, que la inclusión de cada vez más robots en las líneas de producción liberaría a los trabajadores de los peores y más peligrosos trabajos.

Kuka es una empresa de robots industriales con un vertiginoso crecimiento.
Kuka es una empresa de robots industriales con un vertiginoso crecimiento.

Pero hay un pequeño problema. El robot no se cansa, no protesta, no comete errores, no se distrae... pero no es inteligente, no tiene la capacidad todavía de aprender rápidamente. El ser humano sí.

La demanda de productos cada vez más punteros y desafiantes para los fabricantes impide que crezca al ritmo esperado la inclusión de robots en la industria. Foxxcon puede fabricar un smartphone durante unos meses, no décadas. Los robots se pueden diseñar para ejecutar diferentes operaciones, pero han de ser programados en cada caso. El vertiginoso ritmo de fabricación de nuevos productos requiere de seres humanos que aprendan rápidamente qué hacer y cómo hacerlo.

Otra solución sería establecerse en nuevas zonas de desarrollo, como lo fue China hace 30 años. Las empresas encontrarían mayor capacidad laboral y seguramente menos costos que asumir. Pese a este razonamiento cada vez más empresas, sobre todo las de electrónica, están moviendo sus fábricas a China. Parece absurdo, pero no lo es. En las fábricas se ensamblan componentes y esos componentes son producidos en China. Los proveedores están allí. Y las fábricas también. No es fácil para las empresas de electrónica operar en otra localización donde los tiempos y costes son determinantes en la buena salud del producto y su puesta a la venta.

china-robot

Los robots avanzan y pronto podrán reemplazar las tareas que un ser humano no debería hacer y pueda dedicar su vida laboral a un proceso más seguro, dinámico, creativo y feliz para él y su familia. El problema es que, de momento compensa pagar cada vez más a los cada vez menos trabajadores en China que producir con robots en exclusiva.

"No tengo miedo a perder mi trabajo por culpa de los robots, los humanos somos todavía mucho más inteligentes" Mr. Zhao, un joven de 24 años chino trabajador de una de las plantas de producción de Foxconn en China.

  1. El New York Times ha comenzado una serie de vídeos y artículos sobre los robots llamado 'Robotica'. El primero de ellos os dará más información sobre los robots en las líneas de producción chinas.
  2. En el WSJ dan información sobre los 'Foxbots'.
  3. En la cuenta @CHINA suelen enlazar artículos de tecnología relacionados con las empresas que fabrican o desarrollan su actividad económica en China.