El lanzamiento marca el debut de Android One en Europa, llegando ya a siete países. El programa de dispositivos se presentó en septiembre bajo la premisa de ofrecer dispositivos muy económicos pero capaces de brindar una correcta experiencia del ecosistema Android de Google.

Los dispositivos ejecutan una versión de Android "stock" muy parecida a la que provee Google en sus dispositivos Nexus, aunque el hardware siempre ha tenido limitaciones muy severas.

Google se ha aliado con el fabricante General Mobile para distribuir un smartphone Android One con unas especificaciones más atractivas que lo visto anteriormente en esta familia de terminales.

Como novedad a destacar podemos citar la inclusión de un SoC made in Qualcomm a diferencia de los procesadores de aplicaciones móviles de gama baja Mediatek empleados en la línea de productos con anterioridad.

  • SoC: Qualcomm Snapdragon 410
  • Memoria: 2GB de RAM
  • Pantalla: 5" IPS Gorilla Glass 4 1280x720p
  • Cámara: 13MP trasera / 5 MP frontal
  • Conectividad: soporte LTE

El dispositivo tiene apariencia de gama baja y no es muy estético que digamos, pero las especificaciones invitan a pensar que cumplirá a la perfección a la hora de brindar una buena experiencia de usuario.

Según Google "el objetivo de Android One es facilitar que cada vez más personas hagan grandes cosas a través de Internet mediante smartphones de alta calidad con la última versión de su sistema operativo".

A diferencia de los terminales que hemos visto en la India y otros países en vías de desarrollo, este terminal Android no será extremadamente barato, ya que tendrá un precio de salida cercano a los $250. No es un smartphone de la gama más baja con lo justo y lo necesario para navegar, es un smartphone sin grandes compromisos para el disfrute de Internet y Android.

Y es que parece que Android One es una línea de productos adaptada a la demanda y necesidades de cada tipo de mercado. ¿Podrá llegar a más países Android One como España, Portugal o Grecia?