La Comisión Europea ha aprobado la adquisición de Jazztel por Orange, no sin algunas dudas iniciales y condiciones por el contexto actual de las telecomunicaciones en España, sobre todo por lo referido al Reglamento sobre concentraciones de la UE y a las dudas de la Comisión sobre la posibilidad de que esta concentración pudiera dar lugar a precios más elevados para los clientes en el mercado minorista de la prestación de servicios de acceso fijo a Internet en España y la entrada de nuevos competidores en el futuro.

El temor de la Comisión era un aumento de los precios minoristasEl principal problema, siempre según la Comisión, es que como Orange y Jazztel prestan los mismos servicios de acceso fijo a la red en España, y ambas dependen, principalmente, del acceso al desagregado de la red de cobre de Telefónica, su integración supondría la eliminación de la competencia entre ambas y la reducción de cuatro a tres en el número de grades operadoras en el mercado nacional, algo que dejaría la cuota de mercado en un 43% para Telefónica, 18% para Vodafone/ONO, y el 30% adicional para el nuevo Orange/Jazztel, lo que generaría que, después de la adquisición, la entidad fusionada y sus principales competidores competirían de forma menos agresiva, lo que podría provocar un incremento de los precios por la disminución de competencia y la dependencia del mercado en el despliegue de servicios clave como TV y Fibra.

Además, según la Comisión Europea, existen elevadas barreras de entrada en el mercado que afectarían al futuro de la competencia en términos de precios y prestación de servicios, debido a los siguientes factores:

– Los elevados costes de las inversiones necesarias para el despliegue de las redes alternativas de banda ancha de próxima generación.
– Amortización el coste de los equipos y redes para beneficiarse de un acceso directo a la red telefónica de cobre
– Precios al por mayor regulados y las condiciones de acceso indirecto de Telefónica a la red de cobre.

Por todo ello, la Comisión supedito la adquisición a una serie de condiciones suscritas por Orange para la aprobación de la compra que permitan la entrada de un cuarto competidor a nivel nacional en los mercados minoristas de servicios de acceso fijo a Internet en España, basados principalmente en la cesión de fibra óptica por parte de Orange, concesión de acceso mayorista a la red de cobre y acceso facultativo a la red móvil de Orange.

De momento, la compra sigue adelante y está totalmente autorizada, y con estas condiciones la comisión se garantiza que Orange permitirá la entrada de un nuevo competidor en el mercado minorista revendiendo sus servicios en igualdad de condiciones, algo que garantiza el desarrollo de una nueva competencia en el futuro dentro del mercado español:

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.