Ada Colau, activista social destacada por su lucha antidesahucios, ha logrado ganar las elecciones municipales de Barcelona al frente de la plataforma ciudadana Barcelona en Comú.

En febrero, Colau fue noticia por sus declaraciones sobre el MWC de Barcelona, uno de los eventos de tecnología más importante a nivel mundial, meses antes de ser alcaldable. Sobre si está a favor del MWC para Racó Catalá:

Evidentemente, estamos a favor de la actividad económica y del desarrollo tecnológico, pero deben existir unas reglas de juego, y hay que reorientar el modelo productivo de la ciudad y de la sociedad, porque es insostenible lo que tenemos ahora mismo. La política de grandes eventos en la ciudad puede generar mucho dinero en muy pocos días para unos sectores muy determinados, pero no es un modelo sostenible para la ciudad. Igualmente, que haya congresos y ferias puede ser bueno para la ciudad.

Y sobre si prefiere el MWC en Barcelona o fuera de ella:

Depende, depende de con qué reglas, de cómo se gestionen los recursos, de los gastos que supondrá. Normalmente se habla de grandes eventos o del modelo turístico actual asumiendo los grandes beneficios a la ciudad que aportan, pero habría que hacer un estudio serio sobre a quién está beneficiando realmente, porque la percepción general de la ciudadanía es que genera grandes y enormes beneficios para muy pocas manos.

Matizó sus palabras en marzo, asegurando que, de ganar la plataforma Barcelona en Comú, el Mobile World Congress no correría peligro. Pero subrayó la importancia que tiene trabajar para que su celebración genere una mejora para el conjunto de la ciudad.

Matizó y aclaró que está "a favor del Mobile y de otros congresos y acontecimientos, especialmente si tienen que ver con sectores estratégicos como la tecnología o la medicina". Aunque esos eventos deben desarrollar una industria local que sea capaz de generar empleo, y de calidad, durante todo el año. El MWC debería ayudar a "generalizar el acceso a las nuevas tecnologías". La activista y futura alcaldesa no logra entender cómo en la ciudad del Mobile World Congress hay distritos como 'Nou Barris' donde la mitad de su población no tiene acceso a Internet.

Mobile World Congress de Barcelona, edición 2014.
Mobile World Congress de Barcelona, edición 2014.

Las palabras, objetivos e ideas de Ada tienen más implicaciones. Cree que "limitarse" a los ingresos generados por congresos y turismo hacen a Barcelona una ciudad dependiente del exterior y vulnerable ya que según la alcaldesa "subirán mucho las tarifas de aviones y cruceros por los combustibles".

Para conocer la magnitud del Mobile World Congress, basta observar sus crecientes cifras año por año de participación e ingresos generados:

  • La edición más exitosa ha sido el MWC 2015 con más de 93.000 asistentes, superando las expectativas de la organización. GSMA.
  • No son asistentes "comunes", 3.800 eran periodistas de todo el mundo. El 52% tenían cargos directivos en sus empresas y 5.000 eran consejeros delegados.
  • El Programa Ministerial batió record la última edición con 161 delegaciones representativas de 136 países.

Barcelona se convierte en el centro del mundo de la industria tecnológica, uno de los sectores más prolíficos de nuestros días, durante una semana. El impacto económico en la ciudad se estima superior a los 436 millones de euros según la GSMA. Algo a lo que es difícil renunciar, pero que tal vez se pueda aprovechar mejor y en más manos según Ada Colau.