Edwin Drake con sombrero de copa, atrás la llamada Drake's Folly

En muchas ocasiones cuando estamos acostumbrados a ver algo o lo utilizamos de forma cotidiana, olvidamos sus orígenes, no nos es relevante saber cuándo se comenzó a usar, así como quien fue aquel que, a fuerza de imaginar y experimentar, logró un invento que cambiaría el curso de las cosas. Puede ser el caso del petróleo y cómo inició su explotación de forma masiva, así de cómo se llegó a su extracción. Se trata de la historia de un hombre común que había tenido otros oficios, ninguno relacionado con el petróleo, y aún así fue él quien logró este paso importantísimo por todo lo que ha significado en el desarrollo de la humanidad a partir del funcionamiento correcto de esa primera torre. Cuando se alcanzó el éxito, la extracción en una escala comercial, ya nada sería igual que antes, la humanidad entera estaba ante el hecho que la revolucionaría para siempre.

La llamada "fiebre del oro negro" se dio a partir del éxito de la extracción del primer pozo petrolífero en 1859

No entremos en la problemática que el uso del petróleo trae consigo al usarlo de la forma en que se ha usado y se usa hoy en día, o mucho menos en las implicaciones sociales, económicas o políticas que este recurso natural a tenido en las agendas de las naciones. Simple y llano vayamos a ese momento, en el año de 1859, en el noroeste de Pensilvania cuando el coronel Edwin Drake hizo funcionar la primera torre de extracción luego de muchos intentos fallidos que le fueron suficientes para que los observadores y curiosos bautizaran sus construcciones como Drake's Folly ("el disparate de Drake").

Un disparate revolucionario

A Drake se le atribuye popularmente ser quien "descubrió" el petróleo aunque esto no es cabalmente cierto, ya que en la antigüedad el petróleo era usado para fines medicinales, para impermeabilizar construcciones y embarcaciones. Los egipcios, por ejemplo, lo usaban como maquillaje y se dice que en China lo usaban como combustible para iluminarse, así como para calentarse. Lo que es cierto es que ese "disparate de Drake", que tenía sus orígenes en la tecnología usada para la perforación de la sal, se convirtió en el primer pozo petrolífero que ha 23 metros de profundidad encontró y extrajo la nada despreciable cantidad, en esos momentos, de 25 barriles de petróleo en el primer día.

El éxito de su torre se marca como el hecho pionero de la "fiebre de oro negro" que a partir de ese momento se dio como reguero de pólvora. Para 1860 había al menos una docena de pozos funcionando en el valle de Oil Creek que fue conocida como la Oil Region.

Seneca Oil

Un abogado neoyorquino llamado George Bissell quien fuera visionario de lo que podría hacer cuando conoció "Pennsylvania Rock Oil", un producto embotellado por Samuel Kier quien fuera a su vez un farmacéutico. Este aceite, que buscaba ser un remedio para la cólera y la bronquitis, halló mejor fin cuando Kier descubrió una excelente aplicación: podía destilar queroseno y ser un sustituto del aceite de ballena que constantemente escaseaba o su precio era elevado.

Cartón que muestra a las ballenas agradecidas por el descubrimiento de Drake

Así pues, la creciente expansión y demanda de iluminación, así como de un producto accesible, hicieron que el llamado "oro negro" fuera un negocio que se antojaba jugoso para quien pudo ver sus aplicaciones. De hecho lo fue, y lo es, debido a sus múltiples usos. Para 1854 George Bissell y Jonahan Eveleth constituyeron la "Penssiylvania Rock Oil Company" que después llamarían "Seneca Oil". Ellos mismos fueron quienes contrataron a Edwin Drake para encontrar un método eficaz para extraer el petróleo y que fuera rentable para sus propósitos comerciales.

"Uncle Billy"

El oeste de Pensilvania durante la "fiebre del oro negro"

En el booklet conmemorativo que se publicó para la celebración de los 150 años de la industria del petróleo se menciona a un personaje: William "Uncle Billy" Smith como la otra parte de la historia de la labor misma de Drake a quien se le atribuye la invención de la torre de extracción. Y es que este hombre figura como aquel que pusiera ingenio y conocimiento a la empresa que fuera encargada al coronel Drake. En fin, tanto uno como otro aportaron su labor para que el 27 de agosto de 1859, a muy poco de que los recursos así como el tiempo para conseguir su cometido se agotaran, encontraran con éxito la extracción del preciado "oro negro".

La ACS (American Chemical Society por sus siglas en inglés) reconocieron a Edwin Drake en la ceremonia de celebración, de los 150 años de esta industria, el 27 de agosto de 2009 con una placa que dice:

En este sitio Edwin Drake perforó el primer pozo de petróleo del mundo, al encontrarlo el 27 de agosto de 1859. El petróleo crudo- que se filtraba a la superficie en esta parte de Pensilvania- fue a menudo recogida y utilizada medicinalmente para tratar el reumatismo y los esguinces. Más tarde, el aceite refinado comenzó a ser quemado en las linternas. La demanda de petróleo creció y desencadenó la búsqueda de una forma de recuperar en grandes cantidades el aceite que existía debajo de la superficie. Drake, con la yuda de William Smith, conoido como "Uncle Billy" encontró petróleo a una profundidad de 69 1/2 pies lo que provocó el auge de la primera petrolera estadounidense. Como resultado, el oeste de Pensilvania se convirtió en el centro indiscutible en la temprana industria del petróleo.