Hace unos días pudimos encontrar un rumor que decía que el Sony Xperia Z4 se presentaría en Japón el día 20 de este mes. No se le dio más importancia y se pensó que sería un rumor como otro cualquiera, y que de llegar, sería otro teléfono con nombre parecido. Pero no, es real y el Sony Xperia Z4 ya existe en el país origen de la marca, según conocemos por Engadget.

Aunque no se esperaba una revolución dentro de la gama iniciada en 2012 por el Xperia Z, sí se esperaba un avance que parece que de momento no llegará, siendo el Sony Xperia Z4 sobre el papel un modelo bastante continuista con el Xperia Z3, a la espera de tenerlo en nuestras manos, y saber si el modelo internacional es el mismo que el presentado en el país nipón. Es un avance que de manera externa presenta una pantalla con una diagonal de 5.2", y en su interior el polémico, pero esperado, Snapdragon 810, que debutó en la Xperia Z4 Tablet.

Estas son sus especificaciones:

  • Pantalla: 5.2" 1080p (424 ppp)
  • Procesador: Snapdragon 810
  • RAM: 3 GB
  • Cámaras: 20.7MP / 5.1 MP
  • Batería: 2930 mAh
  • Almacenamiento: 32 GB con microSD
  • Dimensiones: 146mm × 72㎜ × 6.9㎜

Como vemos, físicamente el Sony Xperia Z4 es algo más fino que el Z3, pasando de 7.3mm a 6.9mm, aunque la pérdida de grosor lleva consigo una reducción de batería de 170 mAh, que si bien cabría esperar que fueran compensados por un supuesto menor consumo del Snapdragon 810, la realidad de los smartphones con ese SoC es muy distinta a lo que cabía esperar, como recientemente hemos visto con el HTC One M9. Se trata de un SoC potente, pero habrá que ver cómo Sony ha podido gestionar el asunto del calor y de las limitaciones de rendimiento por calor.

Otro de los aspectos que se esperaba que el Sony Xperia Z4 mejorara respecto a los anteriores modelos, era el sensor de cámara. Tras usar en tres modelos el sensor IMX220, se esperaba que Sony diera el salto a su propio IMX230, que más allá de la resolución (20.7 MP vs 21 MP), traía mejoras considerables en tomas de baja luminosidad y en rango dinámico. El dato que se aporta es que mantiene exactamente los mismo megapíxeles, por lo que parece que estaríamos ante el mismo IMX 220 presente desde el Z1, aunque choca ya sería el único sensor en incorporar la detección de fase, que ayuda a capturar mejor los elementos móviles y a mejorar el enfoque, y esa función parecía exclusiva del IMX 230.

Por otra parte, según Sony, el tamaño del sensor es 1/2.3, mientras que el anunciado oficialmente del 230 sería 1/2.4, por lo que parece confirmarse que es el modelo antiguo de sensor. Por lo demás, no cuenta con estabilizador (OIS), aunque sí lo han integrado en la cámara delantera.

En cuanto a la pantalla, la decisión de mantener una resolución 1080p y con ello la densidad de píxeles me parece adecuada, porque considero que pasar de 400 píxeles por pulgada ya otorga una nitidez óptima, y las ventajas del QHD, para mí, son ínfimas, si es que llegan a apreciarse. Lo que sí espero que haya hecho Sony es mejorar el panel, que hasta ahora tenían un contraste, una calibración y ángulos de visión por debajo de la media.

De momento, respecto a su disponibilidad, lo que sabemos es que probablemente no salga de Japón, mientras que a Europa y Latinoámerica llegará otro terminal que previsiblemente será presentado a finales de mayo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.