Muchos vehículos incorporan de serie un HUD (Heads-Up Display), un dispositivo que se coloca entre el parabrisas y el volante para ofrecer información adicional al conductor. Esta información suele contener datos como las instrucciones del GPS, velocidad máxima, distancia de seguridad... etcétera.

Pero si tienes un vehículo con algunos años de antigüedad o bien no quisiste pagar por el extra a tu fabricante, MINI va a darte una segunda oportunidad gracias a unas gafas de realidad aumentada de estilo vintage y que muchos querrán usar solo por la estética. Si bien es cierto que hay aplicaciones para smartphones o incluso dispositivos dedicados portátiles que pueden ofrecerte esta información sin que tu estética personal se resienta.

Son las primeras gafas de realidad aumentada que me parecen bonitas.

El prototipo que ha creado MINI junto a Qualcomm permitirá al conductor ver las indicaciones del navegador, los límites de la velocidad y quizá lo más importante, el límite de la carretera. También podremos ver puntos de interés, notificaciones o incluso nos podrá mejorar la visibilidad a la hora de aparcar. ¿Cómo? Es capaz de conectar con las cámaras del coche para poder tener la imagen directamente en el frontal, sin necesidad de mirar a la pantalla en el salpicadero.

realidad aumentada

Dos cualidades son las que destacan con respecto a otros sistemas HUD que hemos visto:

  • Puedes usar las gafas incluso fuera del coche para continuar con las indicaciones hasta llegar al destino o para localizar al coche e ir hasta él.
  • La información proyectada se mantiene fija en el parabrisas con el fin de evitar distracciones y mejorar la visibilidad de cara a peatones y obstáculos.

Es probable que el futuro no usaremos gafas de realidad aumentada, será el propio parabrisas el que nos informe con detalle, pero es muy interesante el ejercicio realizado para mostrar cómo podría ser y qué podría ofrecer la realidad aumentada para conducir.