Todo el mundo que haya usado Windows Phone desde sus inicios sabrá ver todo lo que ha avanzado la plataforma desde su lanzamiento en 2010. NoDo o Mango, por ejemplo, trajeron mejoras tan importantes como el copiar y pegar o la esperada multitarea. Con 7.8 se traía a antiguos terminales algunas de las mejoras de Windows Phone 8, que, tanto en esencia como en apariencia, trajo también grandes avances. Eso sí, aún no podíamos considerar que el fruto del trabajo de Microsoft fuera suficiente. La plataforma no era lo madura que esperábamos, mientras que sus rivales avanzaban más rápido. Para ello se lanzó 8.1, que si fue lo esperado.

Windows 10 para smartphones será el definitivo, o no será

Desde ese momento, tengo más o menos claro que el futuro de Windows Phone o Windows no pasa tanto por los avances que Microsoft haga en el sistema como con lo que se logre incentivar a desarrolladores. Y en eso parece que Windows 10 es el eje fundamental, ya que desarrollando una aplicación de escritorio ahora tu mercado se amplía por tres. Sin embargo, incluso Windows Phone 8.1 se veía algo “viejo” en algunas cosas, y creo que mi primera satisfacción viene por cómo las van corrigiendo con el nuevo sistema.

La redención de Metro

Hace unos meses repasamos cómo algunas de las principales aplicaciones de cada plataforma móvil aprovechaban la pantalla, y desde mi punto de vista la que salía perdiendo era Windows Phone. No es que los desarrolladores hicieran algo mal a priori, pues sus aplicaciones seguían guías de diseño de Microsoft, pero para mí, ese estilo está claramente anticuado. El diseño de las aplicaciones de Windows 10 no es rompedor, pero me gusta, porque por primera vez hace que el contenido de mi pantalla se ajuste bastante bien. Veamos ejemplos.

Aquí está la aplicación de Contactos. En mi opinión aún tiene mucho que mejorar, porque por ejemplo el espacio negro de debajo de la lista de contactos es incomprensible, pero frente a lo que vemos a la derecha es un gran avance. Y sobre todo, muestra lo innecesario de que en Windows Phone 8.1 y anteriores los "títulos" y secciones de las apps fueran tan descomunales. También vemos como en la pantalla principal se sitúan "novedades" y grupos", que son accesibles con un solo tap, sin necesidad de un swipe innecesario

windows 10 contactos

A continuación vemos las nuevas aplicaciones integradas de mail y calendario. Ambas son también buenos ejemplos de lo que Microsoft pretende de Windows 10. Vemos que entra en escena el menú de la hamburguesa, donde se sitúan algunas de las funciones antes accesibles desde la barra inferior, que se queda limpia. Otros suben a la parte superior. Quiero ver cómo Microsoft lidia con las pantallas grandes, porque en un Lumia 1520 o en un Lumia 640 XL puede ser una zona difícil de alcanzar.

También se aprecia lo que comentábamos anteriormente, mayor aprovechamiento del espacio, aunque hay matices que separan estas interfaces de ser perfectas. Ya que se incorpora un menú lateral, sería ideal hacerlo de manera similar a Android: cuando se expande, se puede hacer desde el lateral sin necesidad del pulsar el menú de la hamburguesa (de nuevo, difícil de alzcanzar), y a la vez se pueden hacer swipes sobre los mensajes si el trazado comienza más hacia el centro. También echo de menos bandeja unificada entre distintas cuentas, pero a la vez destaco lo avanzado del modo de redacción de los mensajes.

win10 mail

En cuanto a Outlook Calendar, se implementa todo lo anterior, y se integra la vista de mes en la vista de dia o en la nueva vista de Agenda, que es algo que por fin ha llegado en Windows Phone 8.1 Update 2.

Win10 calendario

La interfaz de los mapas de Bing también se ha limpiado bastante, organizando la vieja barra inferior entre botones flotantes y el menú de la hamburguesa. Me gusta el nuevo estilo, aunque la estética de los mapas sigue intacta.

windows 10 maps

También hay que mencionar otra gran novedad, y es que ya no tendremos que elegir entre 4 accesos a controles en la cortina de notificaciones, ya que ahora Microsoft permite expandirla y alojar hasta 12 tiles. También hay que destacar que ahora se pueden descartar notificaciones de mensajes individualmente (así como ejecutar acciones desde la notificación), frente a lo visto en Windows Phone 8.1, donde tenías que descartar todos los mensajes de una aplicación.

windows 10 notificaciones

También llega Project Spartan, el nuevo navegador integrado de Microsoft, aunque lo encontramos en un estado muy prematuro de desarrollo, por lo que no ha sido posible hacer grandes pruebas. Me gusta su estética, pero llevar a la parte superior la barra de navegación (dejando un hueco en blanco abajo) no me parece la mejor solución de momento. Habrá que esperar a ver cómo llega a la versión final.

windows 10 spartan

Por último es destacable señalar lo cómodo que resulta la nueva disposición de la aplicación de Configuración, que por fin llega ordenada por categorías, algo que se pedía desde las primeras versiones del sistema. También se ha incluido, junto a los permisos individuales para las apps, en el Update 2 de Windows Phone 8.1

windows 10 configuracion

En cuanto a rendimiento hay poco que comentar. Se trata de una Preview Técnica, y en Microsoft se han centrado en mostrar algunos cambios, pero no en optimizar, de igual manera a lo que ocurre en las betas de iOS. Por ello, no recomiendo a nadie que lo instale como primera opción de uso diario. Cortana, por ejemplo, ni se me abre. Y hay ausencias notables, como toda la suite de Office, que está siendo desarrollada para adaptarse a Windows 10. En muchos sentidos, aún no se pueden sacar conclusiones.

Windows 10, ¿la salvación que Windows necesita en móvil?

En lo que respecta al mundo móvil, Microsoft es, en la mayoría de mercados la tercera opción en cuota de mercado, y en algunos de ellos apenas tiene representación, por muchos motivos que ya han sido analizados. Centrándonos en lo que puede esperar un usuario en el día a día, en lo que le puede llevar a comprar un smartphone con Windows, Microsoft ha avanzado nuevamente en aspectos muy criticados en los anteriores sistemas, pero como decía al comienzo, ese no ha sido su problema principal. Sí lo es la carencia de apps. La solución a ello también parece acertada a priori. Solucionarlo todo con aplicaciones universales.

Con ellas consigues que alguien que ni se planteaba desarrollar, lo haga a la vez para 3 plataformas, con la facilidad de hacerlo para una. Pero el problema que veo es que en Windows la tasa de aplicaciones que pueden tener interés en móvil es baja, y tampoco destaca Windows últimamente por tener utilidades y herramienta sencillas líderes frente a OS X. Por ello, veo difícil que Windows 10 sea la salvación que Microsoft necesita en el entorno móvil, aunque esta vez sí, su esfuerzo sea aplaudirle en el sentido de dejar antiguas obsesiones atrás. En cualquier caso, es muy pronto para hablar, pero sí puedo decir que Windows 10 me está gustando, y mucho.