La nueva generación de consolas, esa de las promesas de 1080p y lanzamientos en 900p. Si la lacra de los recortes gráficos y de las instalaciones infinitas no fuera suficiente ejemplo de las cosas que se están haciendo mal con esta generación de consolas, y que por cierto ya se venían arrastrando desde la anterior, tenemos que sumarle cada día con mayor frecuencia e impunidad los parches day-zero, las actualizaciones constantes de seguridad y el es necesario actualizar el software para utilizar las funciones de red.

No estamos hablando de actualizaciones mensuales con novedades como las de por ejemplo Xbox One, que todos meses incluye nuevas características para los usuarios, o la reciente actualización de PS4, hablo de esas pequeñas actualizaciones casi imperceptibles que te saltan justo en el momento que tienes 20 minutos para echar una partida.

El disco físico empieza a no tener sentido con descargas infinitas tras instalar el juego Y claro, no sería un problema si, mientras se descarga la actualización, pudieses seguir jugando como de costumbre. El problema es que llegados a este punto, la mayoría de los juegos recientes y su componente online impiden iniciar el juego sin que esté actualizado a la versión más reciente.

Además, la solución de utilizar los modos reposo de las consolas para que las actualizaciones se instalen de forma automática es un paso acertado, pero desde luego dista mucho de ser una solución plausible. El modo reposos de las consolas es un forma genial de no perder tiempo a la hora de encender la consola o actualizar apps y juegos, pero está pensada sobre todo para el jugador más habitual.

En este sentido, para un jugador ocasional que enciende la consola un par de horas a la semana no tiene sentido mantener las consolas en reposo con el gasto energético que esto supone, que según consola y precio de la energía en ese momento varía entre los 12 y 15 dólares al año de gasto en standby. Solo para tener un arranque instantáneo y que la consola se actualice automáticamente.

Las actualizaciones automáticas en standby no son la soluciónAhora, en un momento en el que la elección para el usuario se centra en esperar tiempos muertos o mantener la consola en standby, incluso sabiendo que no se va a utilizar, quizás haya que buscar una solución alternativa si se va a mantener la tendencia -que todos esperamos que sí- de parches day-zero y actualizaciones continuas.

En realidad, no veo una solución a largo plazo, pero sería más que conveniente buscar una fórmula que permita utilizar el juego mientras se actualizan algunos de sus componentes. Al menos sería el paso lógico para los fabricantes antes de hablar de experiencia de usuario, y más con discos en blu-ray que después de instalar durante 25 minutos descargan otros 25GB adicionales solo para jugar al single-player. Pero de eso hablaremos otro día.