Propiedad Intelectual

Piratería: cuando la mentira repetida mil veces se convierte en verdad

Por 6/04/15 - 15:53

"Venceréis, pero no convenceréis".

Piratería: cuando la mentira repetida mil veces se convierte en verdad
StacieStauffSmith Photos | Shutterstock

En 1999, Shawn Fanning, Jordan Ritter y Shawn Parker crearon Napster, la primera red P2P mundialmente conocida por los millones de usuarios que la utilizaron para intercambiar material (sobre todo, contenido musical con copyright).

En su momento, la industria discográfica equiparó la actividad de Napster a "robar". Tres años después, en 2002, el grupo Metallica demandó a la red P2P y pidió su cierre ante un tribunal. El batería de la banda, Lars Ulrich, acusó a Napster de permitir “el tráfico de bienes robados”.

La historia se repite... 16 años después

Hoy, 16 años después de que todo aquello comenzara, la promotions manager de Paramount Pictures en España, Laura Ruiz, insiste en la misma analogía: critica a Teknautas y asegura que, si tanto nos gusta por allí incitar a la piratería, “¿por qué no enseñar cómo entrar a robar en viviendas en época de vacaciones?”.

Hace como nueve o diez años que empecé a escribir sobre piratería, y me fascina que los argumentos en contra de la misma sean absoluta y exactamente los mismos que cuando empecé. Y si quieren saber por qué incitamos (¿en serio? ¿incitar?) a la piratería y no a robar una casa, apenas necesito diez palabras para hacerlo: robar en una casa es delito; bajarte una película, no. Y no lo digo yo, ojo, lo dicen el Código Penal y la Ley de Propiedad Intelectual.

Las webs de descargas son legales, pero les da igual

Pero nada, oye, les da igual. Da igual que las webs de descargas, con la ley en la mano, no sean ilegales. Da igual que ningún juez en España (ninguno, ¿eh? que se dice pronto) haya cerrado nunca una web de descargas. Da igual que las pocas que han cerrado lo hayan hecho motu proprio por miedo o por acorralamiento. Da igual que gran parte de las querellas contra webs de descargas ni siquiera hayan llegado a juicio, sino que los jueces hayan sobreseído los casos al ver evidente la ausencia de delito. Todo eso les da igual.

Y, ¿por qué les da igual? Porque en realidad son más listos que el hambre y saben que la ley, antes o después, son ellos. Porque, gracias a sus presiones, consiguen que los Gobiernos (sean del partido que sean) aprueben leyes ad hoc para beneficiarles única y exclusivamente a ellos. Porque consiguen aprobar leyes que restringen el concepto de copia y privada e impulsan que las webs de descargas, que nunca han sido cerradas por ningún juez en España, puedan ser cerradas de manera administrativa sin que un juez pueda decir absolutamente nada. Es decir, que como han perdido todos los combates, le dicen al árbitro: “Déjeme el silbato, que ya me encargo yo”.

Leyes hechas a su medida

Claro, con ese curriculum, ¿cómo no van a sentirse autorizados para ir acusando a todo el que se cruza en su camino o al que osa discutirles una coma? Cuando la gente le recriminaba a Picasso que sus cuadros no se parecían a lo que pintaba, él siempre decía: “Ya se parecerá”. Pues esto es igual: "Yo te voy acusando. ¿Que no tengo razón? Da igual: ya la tendré".

16 años con los mismos mantras para tratar de tener razón a la fuerza.Mientras tanto, llevan 16 años soltando los mismos mantras, a ver si, a fuerza de repetirlos, acaban teniendo razón. Y siempre se ha dicho que una mentira repetida mil veces no se convierte en una verdad, pero, viendo la trayectoria de este gremio, vete tú a saber. A veces las mentiras se convierten en verdad a golpe de BOE.

Pero ya lo dijo Unamuno: “venceréis, pero no convenceréis”. Y quizá consigáis que la ley cada vez esté más de vuestra parte, amigos lobbistas. Pero el convencimiento de la gente hace mucho tiempo que lo perdisteis.

P.D.: Por cierto, ni todos los que están en contra de las descargas (una visión de lo más respetable y legítima) son despreciables lobbistas, ni los que criticamos a la industria tenemos por qué ser talibanes de la piratería o enemigos de la cultura. Que aquí autores somos todos, chatos.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies