Después de que la fiscalía sueca pidiese a la defensa de Assange la posibilidad de que fuese interrogado en Londres, dentro de la embajada de Ecuador y de cara a que no se agotase el plazo de prescripción de los delitos por lo que se acusa a fundador de Wikileaks en Suecia, este ha aceptado la solicitud de la fiscalía y ha accedido a ser interrogado en Londres, tal como ha confirmado su defensa:

"Hemos enviado hoy la confirmación a los fiscales de que Julian Assange se compromete a ser interrogado. Se asume que el interrogatorio seguirá el marco legal existente " - Thomas Olsson abogado de Assange al dirario Dagens Nyheter.

Con este movimiento se pretenten esclarecer los hechos por los que en 2010 se emitía una orden de arresto y posterior de búsqueda y captura por las denuncias de dos mujeres a Assange en Suecia por dos supuestos delitos de asalto y agresión sexual. Antes de refugiarse Assange en la embajada de Ecuador en Londres, la fiscalía solicitó su extradición para ser interrogado y juzgado en caso de que se realizase una acusación formal.

Ahora solo falta el tramite de la fiscalía para que Ecuador autorice la entrada de los interrogadores en su embajada una vez dado el visto bueno por parte de la defensa y del propio Assange. Eso sí, el fundador de Wikileaks decía anteriormente que sólo aceptaría ser interrogado si se le da acceso a los expedientes de investigación de antemano, de cara a garantizar la legalidad del proceso, pero se desconoce si al final ha sido así.