El HTC One M9 ha sido un pequeño desastre; un móvil que no ha estado a la altura de lo que esperábamos y que ha quedado claramente eclipsado por Samsung y su Samsung Galaxy S6. En HTC han percibido ese feedback y, con el objetivo de revertir la situación, han lanzado el HTC One M9 Plus, una versión mejorada de su HTC One M9 (al menos sobre el papel).

El primer punto donde HTC ha mejorado este HTC One M9 Plus respecto a su hermano menor es en la pantalla. Esta crece hasta las 5.2 pulgadas y ahora cuenta con una resolución Quad HD (2K). La tecnología del panel, a priori, es la misma que la que vimos respecto al HTC One M9 original (IPS SuperLCD 3).

Encontramos también algunas diferencias en la cámara principal, donde vuelve el sistema Duo Camera (introducido por primera vez en el HTC One M8. Afortunadamente, esta marcha atrás no ha implicado una reducción de los megapixeles, manteniéndose la misma cantidad que en el HTC One M9 –y probablemente, también el mismo sensor–.

Duo Camera en el HTC One M8.

Para este HTC One M9 Plus, la compañía se ha desprendido de Qualcomm y su desastroso Snapdragon 810 (el cuál está padeciendo de serios problemas de sobrecalentamiento) y ha decidido optar por una de las soluciones más potentes de MediaTek. Concretamente, ha empleado el Helio X10, el cual cuenta con una CPU octa-core Cortex-A53 a 2.2 GHz y 64 bits y una GPU PowerVR G6100.

Por último, este HTC One M9 Plus trae de vuelta los sensores de huellas a la casa de HTC –desaparecidos desde el HTC One M7 Maxx–. Eso sí, lo hace mejor que nunca: en la zona frontal y con una mecánica similar a la de Touch ID o el sensor de huellas del Samsung Galaxy S6.

¿Es este HTC One M9 Plus realmente mejor?

Es pronto para juzgar y determinar una opinión sobre el HTC One M9, pero todo indica que este One M9 Plus no es tan diferente respecto al HTC One M9 que conocimos el pasado Mobile World Congress.

Su SoC MediaTek no cuenta con problemas de calentamiento y el rendimiento de su CPU en los tests multicore es mayor que el del Qualcomm Snapdragon 810. Pero, por el contrario, el rendimiento de la GPU es considerablemente inferior, algo que, junto con la pantalla Quad HD, puede traducirse en ligeras deficiencias gráficas.

La pantalla Quad HD también parece que perjudicará considerablemente a la autonomía. El HTC One M9 no podía presumir de una gran dependencia del cargador, por lo que este HTC One M9 Plus (que cuenta con una pantalla de mayor resolución y un SoC probablemente menos eficiente) no apunta a mejorar la situación.

La cámara no es una historia diferente. Todos los indicios nos hacen pensar que el sensor y el software es exactamente el mismo que el del HTC One M9, por lo que los resultados seguirían siendo mediocres e insuficientes.

Así pues, este HTC One M9 Plus no es mucho mejor que el HTC One M9 que ya conocíamos. Los errores que encontramos en la versión “normal” parecen seguir presentes, en mayor o menor medida, en esta versión “Plus”. Este M9 Plus sigue sin ser ese HTC One redondo que tanto deseamos.