Bloodborne es, sin duda, uno de los títulos más importantes de lo que va de nueva generación y todo un imprescindible de Playstation 4. En nuestro análisis os detallamos qué tiene que ofrecer la nueva obra de Hidetaka Miyazaki y From Software y, entre otras cosas, dejamos claro que el sistema multijugador ha sufrido un pequeño paso atrás.

Dark Souls 2, pese a ser un título algo más irregular, incluyó el sistema cooperativo y PVP más trabajado, intuitivo y cómodo de los hechos por From Software hasta la fecha y mucha de esa comodidad se ha perdido en Bloodborne. Así pues, en el presente artículo vamos a ofrecer una explicación pormenorizada de qué se necesita y cómo se puede jugar en línea, tanto con amigos como con otras personas.

Empezando por lo básico, para acceder al aspecto multijugador de Bloodborne necesitaremos tres objetos:

- Campana de convocación. Se nos dará conforme alcancemos nuestro primer punto de lucidez. Sirve para solicitar ayuda de otros usuarios (o NPC) en ciertos momentos del juego.
- Campana resonante pequeña. Se adquiere en la fuente de los mensajeros ubicada en El sueño del cazador. Podremos acceder a ella cuando alcancemos los diez puntos de lucidez y el coste del objeto es de un punto.
- Campana resonante siniestra. Accederemos a ella de la misma forma que la anterior. Es el objeto centrado en la parte competitiva del título.

Una vez con los objetos en nuestro poder, no necesitaremos más que hacer sonar nuestra campana para buscar ayuda, ofrecerla, invadir o ser invadidos.

Expliquemos cómo y en qué condiciones.

## Cooperativo

Para iniciar una sesión cooperativa, el host deberá utilizar la campana de convocación y así comenzar la búsqueda de alguien que, dispuesto a ayudar, haya utilizado su campana resonante pequeña. Por lo tanto, si lo que necesitas es ayuda deberás utilizar el primer item mientras que si, al contrario, buscas echar un cable, tendrás que echar mano de la campana pequeña.

Si lo que queremos es jugar con un amigo, la cosa se vuelve un poco más compleja. Lejos de un sistema de invitaciones convencional, tendremos que hacer uso de las contraseñas. Así accediendo desde el menú de pausa a Red, podremos establecer una contraseña de hasta ocho caracteres. De esta forma, cuando utilicemos la campana para invocar o ser invocado, sólo nos unirá con usuarios con dicha contraseña.

El tiempo de búsqueda, en ambos casos, no es ni mucho menos breve con lo que será algo corriente vernos esperando durante varios minutos hasta encontrar a un jugador con el que colaborar. Además, la invocación cuenta con ciertas normas que, relacionadas con nuestro nivel, restringirá a aquellos con los que podremos jugar.

El nivel máximo del jugador con el que podremos interactuar no debe superar en más de diez niveles y un 10% del nuestro. Lo mismo ocurre con aquellos con un nivel inferior. Es decir:

Nivel máximo de nuestro compañero en coop: nuestro nivel + 10 + 10% de nuestro nivel.
Nivel mínimo de nuestro compañero en coop: nuestro nivel – 10 – 10% de nuestro nivel.

Así, si en el momento de invocar ayuda somos nivel 80, no podremos invocar a usuarios con un nivel mayor del 98 (80+10+8) o menor del 62 (80-10-8).

Algo a tener en cuenta es que siempre que utilicemos las campanas en búsqueda de una experiencia cooperativa existirá la posibilidad de que nuestro mundo sea invadido por otro jugador. Lo que nos lleva al aspecto competitivo de Bloodborne.

##Competitivo/PVP

Sin duda, la parte más enrevesada del aspecto multijugador de Bloodborne.

En este caso, suele ser el invasor el que inicia la actividad al utilizar la campana resonante siniestra. Una vez hecho esto, queda a la espera de que cualquier otro jugador busque ayuda en su mundo y así, abrir una “brecha” por la que el invasor pueda colarse y dar comienzo la sesión de PVP.

Como ya hemos dicho, cada vez que busquemos ayuda mediante la campana de convocación leeremos un cartel anunciando que una siniestra campana está sonando en algún lado, lo que querrá decir que cabe la posibilidad de ser invadido. También es común, por ello, que al invadir otro mundo nos encontremos en una situación de desventaja al tener que combatir contra dos usuarios.

Es cierto que durante el juego se pueden encontrar varias zonas en las que no será necesario que el usuario a invadir utilice su campana por motivos que, para evitar spoilers, no desvelaremos. No os preocupéis, caeréis en la cuenta cuando las visitéis.

##Otros puntos a considerar

- Los objetos de invocación/convocación tienen usos ilimitados. Una vez comprados, podremos usarlos cuántas veces queramos. Eso sí, tanto para invocar como para invadir/ser invadidos tendremos que pagar un punto de lucidez.

- El item Blanco silenciador nos permitirá cortar cualquier tipo de actividad online mientras todavía estemos esperando. Es decir, si utilizamos la campana de invocación pero, finalmente, decidimos que queremos jugar solos, bastará con utilizar el blanco silenciador para cancelar la búsqueda de otro jugador.

- Se debe tener en cuenta que existe un rango de invocación. Es decir, sólo podremos juntarnos con jugadores que, en su mundo, estén en una zona cercana a la nuestra. Si hacemos sonar la campana en Yharnam Central, nos será imposible unirnos con alguien que esté en Viejo Yharnam, por ejemplo.

- Parece algo corriente que los usuarios con conexiones a internet con una velocidad inferior a los 3MB sufran problemas y larguísimos tiempos de espera a la hora de invocar o ser invocado. Tenedlo en cuenta.