Bloomua I Shutterstock.

En 2012, Google presentó algo que, para mí, marcó una gran diferencia dentro de Android: los Google Play Services. Con ellos, la compañía de Mountain View se aseguraba de que **todos los usuarios desde Android 2.2 Froyo en adelante podían continuar utilizando sus servicios** pese a que el fabricante del teléfono o tablet no actualizase el sistema. Se gestionan con ellos aspectos tan importantes como la localización o la autenticación de cuentas. Además, a raíz de su lanzamiento Google comenzó a sacar sus aplicaciones del núcleo del sistema, para que también pudieran ser actualizadas, como ocurrió, por ejemplo, con el teclado.

Ars Technica.

Pero el nuevo servicio también trajo cosas no tan buenas que Google no ha conseguido arreglar de forma permanente, o que consigue y luego vuelven. Google Play Services dentro de Android es una aplicación que se actualiza a través del Play Store, y lo hace con cierta frecuencia. El problema, es que esas actualización son similares a una **lotería**. Siempre se lanzan con el objetivo de arreglar cosas y de mejorar el funcionamiento, y si bien lo consiguen, también hacen que muchísimos usuarios vean como **su consumo de batería (con uso o sin él) crece exponencialmente**.

Un servicio fundamental para Android no debería provocar tantos problemas de manera aleatoriaDe buenas a primeras comienzas a notar, que, sobre todo en reposo, **el porcentaje se reduce a un ritmo enorme**. Dado que como he dicho, la ubicación es uno de los aspectos más importantes, lo primero en lo que piensas es en desactivarla. Y eso hice en mi OnePlus con Oxygen OS, que fue lanzado con una versión de Google Play Services. Puedes desactivar Google Now, limitar el que Google Play Services despierte el dispositivo con el control de privacidad, pero **el problema seguirá ahí hasta que Google no actualice**, y en ese caso sólo cabe esperar a que de verdad se haya solucionado. Me ha pasado dos veces en los últimos meses, y el no saber cómo solucionarlo es muy frustrante. Además, cuando se actualiza, comienzan a aparecer problemas de error y algunas apps de Google se cierran inesperadamente. **Una experiencia que no va, para nada, en la línea de lo que nos trae Lollipop**.

Me gustó mucho la decisión que tomó Google con los Google Play Services para evitar la galopante fragmentación que la plataforma vivía, pese a hacer cerrado «su» Android. Si la plataforma va a continuar basada (y a mayor ritmo cada vez) en los Google Play Services, qué menos que optimizarlos bien y ofrecer al público algo sólido. Porque **esta inconsistencia no trae nada bueno**.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.